Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mauro Copa, torero a los 11 años en Bolivia, para salir de la pobreza

Mauro Copa lo tiene muy claro. A sus once años no duda en ponerse delante del toro. Lo hace, según ha explicado él mismo, para sacar a su familia de la pobreza. Ahora ha tomado la alternativa en Bolivia. 
Sus padres están más que orgullosos de su hijo. El padre, ex matador y ahora subalterno, aprueba la decisión de Mauro de pisar el ruedo. Argumenta que el niño lleva el toreo en la sangre.
Pero Mauro es un torero moderno. Hace de las nuevas tecnologías un instrumento más de trabajo. Su padre ha explicado que aprende de los grandes maestros del toreo a través de Internet.