Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Max Mosley mueve ficha

Max Mosley ha emplazado a las escuderías descontentas a buscar un acuerdo para evitar la creación de un campeonato paralelo. Foto: Archivo.telecinco.es
La FOTA mantiene su idea de lanzar un campeonato paralelo, pero Mosley emplaza en su misiva a los descontentos a la reunión del próximo viernes en la que se tratará de acomodar las difernetes exigencias de todos los equipos participantes.
"Hemos sondeado ya a algunos de los equipos nuevos que desean inscribirse y se muestran dispuestos a un nuevo acuerdo", asegura Mosley en su carta. "Mi intención es la de convocar una reunión inmediatamente después del 12 de junio para discutir las medidas de ahorro que han propuesto los equipos de la FIA".
Si el patrón de la FIA resuelve plegarse a las exigencias de los equipos, es decir, que el descenso en los presupuestos sea paulatino hasta el 2012, el año que viene la Fórmula 1 volvería a contar con escuderías como Ferrari, McLaren y Renault.
Estas tres escuderías, junto a Toro Rosso, Red Bull, Brawn GP, Toyota y BMW, se reunieron el pasado domingo en el circuito de Estambul para trazar una estrategia conjunta y manifestar su compromiso con la postura que defiende la FOTA.