Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Menores en las "redes"

La Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional se ocupa de desenmascarar a estos pederastas encubiertos. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
Internet y el extenso campo de las redes sociales se han convertido en el mundo paralelo en el que viven multitud de adolescentes y niños. Un espacio virtual donde también hay libre espacio para los abusos. La figura del ciberacosador nació con la Red y en su vertiente sexual resulta una amenaza real para los menores.
A María le sorprendió mucho el atractivo joven que le pidió que le agregara en el messenger con el reclamo: “si quieres ser modelo. Agrégame”. Le agregó y comenzó a conectarse con él. Enseguida le explicó que era el hijo del propietario de una importante agencia de modelos, People Agency, y que si ella pasaba un casting, que él estaba llevando a cabo, le pagarían 2800 euros y le harían un book fotográfico, el trabajo vendría después. Lo único que tenía que hacer para pasar el casting era desnudarse delante de la web cam de su ordenador para que él, el cazatalentos, le viese el cuerpo y supiera si era válida como maniquí. A María que siempre había soñado con ser modelo o actriz, le pareció extraño que fueran a pagarle ese dineral por nada así que se lo explicó a su madre.
Lola, la madre no dudó ni un instante de que su hija se había tropezado con un pederasta y puso una denuncia. Informativos Telecinco comprobó in situ las intenciones del acosador, obsesionado únicamente en que la joven, en esta ocasión una reportera de Informativos, se desnudase ante la webcam. Le pedía continuamente que se subiera la camiseta, y le insistía en que no debía preocuparse porque él era gay y por tanto no le gustaban las chicas, lo suyo, decía, era puro interés profesional.
El falso adolescente tenía en su perfil una foto falsa y decía no pasar de los 20 años pero su forma de escribir, sin abreviaturas y bastante alejada de la jerga chat, hicieron sospechar a María desde el principio. No se expresaba como un chaval. Después nos desplazamos a Barcelona a buscar la agencia People Agency, una de las punteras en el sector español de los modelos. Allí, su director, Xavier Guillem negó categóricamente que las agencias serias hicieran casting por Internet: “no es viable ni desde el punto de vista ético ni técnico. A través del ordenador es muy difícil apreciar la estructura corporal. Nuestras pruebas siempre son presenciales, en las instalaciones de la agencia”.
Además, añadía Guillem, más remota e inadmisible es la posibilidad de hacer una prueba en ropa interior o sin ropa. Según él, un profesional, un auténtico director de casting sabe detectar a un modelo en camiseta y vaqueros. También añade que en el caso de los menores siempre han de ir acompañados por sus padres, sin van solos ni si quiera se les da la información.
La Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional se ocupa de desenmascarar a estos pederastas encubiertos . Según uno de los oficiales más experimentados de la Brigada, este caso se encuentra en una etapa muy incipiente, lo normal es que el individuo trate de sacarle información a su víctima; se gana su confianza y se hace con una primera imagen comprometida del menor o la menor. Después lo habitual es que el acosador la chantajee con hacérsela llegar a su entorno o publicarla en la web, de ese modo consigue más imágenes y videos de la víctima. Esa situación puede prolongarse durante meses o incluso años.
La solución, dicen los investigadores, pasa por los padres que deben estar muy pendientes de lo que sus hijos hacen en la web. “El ordenador debe estar en un lugar común de la casa. Nunca en la habitación de los chicos, es la manera de que los padres estén alerta. También está bien guardar el archivo de las conversaciones que han mantenido los hijos en el chat”, sin embargo, apunta el agente, la única clave es que los chicos tenga la confianza con sus padres para contarles cualquier cosa que les resulta extraña.