Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michael Jackson, a la espera de un tratamiento de radioterapia

Jacko, de 50 años, está en manos de los más reputados dermatólogos. Esta semana se ha dejado ver saliendo de la consulta de un médico de Beverly Hills. Con él llevaba una bolsa, cuyo contenido se desconoce, con las especialidades del centro médico impresas: "enfermedades de la piel, cáncer de piel y quimioterapia para tratar el cáncer de piel". 
El benjamín de los Jackson Five y artífice de unos de los mayores éxitos musicales del siglo XX, Thriller, se ha sometido a una biopsia para eliminar los melanomas peligrosos de su piel. Este estudio servirá también para confirmar si la radioterapia es lo más idóneo para su cura. Michael también ha pedido asesoramiento a los profesionales de la piel para eliminar las posibles cicatrices que le queden de la biopsia.
Los representantes de Michael Jackson habían anunciado que el cantante estadounidense ofrecería, durante este verano, 50 conciertos en el estadio O2 Arena de Londres, con capacidad para 20.000 espectadores. Ya se ha pospuesto el primero de ellos hasta el 13 de julio, aunque desmienten que el retraso se deba a la enfermedad del artista, sino a su "perfeccionismo". Los siguientes, previstos para el 10, 12 y 14 de julio, tendrán lugar durante el mes de marzo de 2010, con ocho meses de retraso.
Uno de los allegados de Michael ha declarado al rotativo británico The Sun que, aunque se muestre sereno ante la prensa, Jacko "está absolutamente angustiado" por su situación.