Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michael Jackson, de nuevo el numero 1 en ventas por Internet

En la mayor tienda de música on line, iTunes, Michael Jackson acaparaba los primeros cinco puestos de ventas de álbumes y los siete de los diez primeros. EFE/Archivotelecinco.es
El cantante Michael Jackson, que en el momento de su muerte trabajaba en el relanzamiento de su carrera, se convirtió hoy mismo en número 1 en ventas on line, informó la prensa especializada.
Mientras muchos seguidores lloran su muerte con concentraciones espontáneas en Los Ángeles o Nueva York, otros han preferido recordar su legado artístico con la compra de las canciones o álbumes que le hicieron famoso.
En la mayor tienda de música on line, iTunes, Michael Jackson acaparaba los primeros cinco puestos de ventas de álbumes y los siete de los diez primeros.
Los más vendidos son la recopilación "The Essential Michael Jackson", "Thriller", que precisamente es el álbum más vendido de la historia de la música, y "Off The Wall", uno de los primeros que lanzó en solitario.
La misma escalada de ventas se estaba registrando hoy en la tienda musical de Amazon, y también en las peticiones de música en el portal Last.fm, donde ayer se reprodujeron 42.000 canciones de Michael Jackson en dos horas, entre las 18.00 y las 8 de la noche, según informa la revista Rolling Stone.
Varios medios especializados, como la cadena de radio digital Siriuos XM o la cadena de televisión MTV, está retransmitiendo hoy una programación especial como tributo al "Rey del Pop", con vídeos, música en directo y entrevistas a celebridades.
En el momento de su muerte, Jackson se estaba preparando físicamente para la serie de 50 conciertos que iba a dar en Londres, a partir de julio, en un aforo para 20.000 personas, y cuyas entradas estaban totalmente agotadas.
Estas actuaciones iban a suponer su regreso a los escenarios tras años de ausencia, en los que su imagen pública se vio mancillada por sus escándalos financieros y judiciales, y sus excentricidades personales.
Además de relanzar su carrera, el artista quería aprovechar los conciertos para restaurar sus maltrechas finanzas, pues se calcula que tenía unas deudas cercanas a los 400 millones de dólares.