Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Ángel González: "Como Rocky, lo importante es lo fuerte que puedes ser golpeado"

El escritor Miguel Ángel González ha presentado este jueves 'Todos los miedos' (Siruela), la novela ganadora del Premio Café Gijón 2015, y que a su modo de ver resume "la filosofía del personaje de Rocky Balboa: no importa lo fuerte que puedas golpear sino lo fuerte que puedas ser golpeado".
'Todos los miedos' aborda dos historias aparentemente sin relación, pero en la que sus protagonistas se enfrentan al terror, pasado o futuro. Por un lado, una mujer debe superar un violento secuestro que marcará a toda su familia, mientras que un enfermo en fase terminal tendrá que asumir su situación sin tiempo para terminar sus proyectos.
"Quería hablar del mismo miedo que se puede sentir ante dos situaciones tan distintas, hablar del presente pero también del pasado. En realidad, el límite con la locura consiste en volver a la rutina después de un suceso traumático, ver si podemos superarlo", ha señalado.
Apoyado en una frase de Leonard Cohen ('El futuro es un asesino'), el autor afronta ese precipicio que les va surgiendo a las personas según van viviendo. "Todo lo que nos va pasando nos hace la existencia más difícil, pero conseguir salir adelante es lo que crea el camino", ha añadido.
Precisamente por eso, González ha querido recuperar una cita de la película 'Rocky' de Silvester Stallone, en donde el boxeador le habla a su hijo. "Sé que en un premio literario se esperaría otra cita, pero es que a mi me gusta y creo que muestra lo que es el libro: no importa lo fuerte que puedas golpear sino lo fuerte que puedas ser golpeado", ha apuntado.
EL VÉRTIGO DEL GANADOR
Preguntado sobre el grado de autoficción que tiene esta novela, ha reconocido que todas las ficciones "tienen algo de biografía", aunque en este caso las dos historias "son completamente de ficción". "Nada de lo que ocurre me ha pasado, pero claro, al hablar de algo tan profundo y universal como el dolor...", ha aseverado.
Ésta no es la primera novela de González, quien también ha trabajado en otros géneros como la dramaturgia o la escritura de guiones. No obstante, ha reconocido que este premio supone un reto mayor a los que se había enfrentado: "me da un poco de vértigo, puede que funcione bien y a partir de ahí te repitas o se quede en esto y no consiga volver a esta esfera".
Asimismo, ha destacado entre sus referencias literarias a escritpres anglosajones y americanos, entre ellos Bukoswki, Carver o Richard Ford. La portada de 'Todos los miedos' con un niño envuelto en una sábana junto a dos calabazas, serviría para "avanzar esa sensación de miedo y también de inocencia, porque hay una parte con gran protagonismo de un niño".
UN PREMIO "POCO COMÚN"
El jurado del premio Café Gijón ha estado formado por Mercedes Monmany, Antonio Colinas, Marcos Giralt Torrente, Rosá Regás y José María Guelbenzu, en calidad de presidente. Precisamente, el propio Guelbenzu ha destacado el valor de esta obra que permitirá "potenciar a un escritor no muy conocido".
"La intención de este jurado ha sido la de mantener la tradición del premio, impulsando a nuevos autores, algo que no es muy habitual y, de hecho, viene ocurriendo lo contrario en otros galardones literarios. No es una situación muy común en España", ha concluido.