Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moda eco-chic y solidaria frente a la crisis

Entre las últimas tendencias en ecología doméstica se encuentra la ecobola capaz delavar sin detergente. Está probada científicamente. "Emplea los mismos principios que el jabón y no contamina", explica el químico Gonzalo Sánchez Pérez. En su interior tiene unas pequeñas bolas de cerámica que desprenden los mismos iones negativos que el detergente tradicional utiliza para arrastrar las manchas, comenta. 
La diferencia es que la ecobola no contamina porque no tiene los reactivos químicos que emplea el detergente. Cuesta 39 euros y dura tres años usándola a diario.
Si se quiere combinar salud y ahorro también se puede recurrir a los purificadores de agua domésticos. Unas máquinas que se instalan junto al grifo y que al eliminar los contaminantes químicos y los microorganismos hace que el agua corriente sea similar a la embotellada. Su precio es de unos 800 euros. Desde Aguas del Sureste aseguran que este equipo es muy recomendable para personas con problemas de renales. "Es como agua de manantial, ya que mantiene al 100% sus propiedades".
Si se calcula lo que cuestan 5.000 litros de agua embotellada, que son los que se obtienen con el purificador, y  se tiene en cuenta el precio de la máquina y sus recambios, el ahorro oscila entre los 500 y 600 euros.
Dentro de la tendencia 'hogar verde' se engloba una nueva forma de entender el arte floral. Hace algo más de un años llegó a España Flowerbox un nuevo concepto de jardinería que aúna decoración y salud ambiental. En España sólo hay una tienda en Madrid. Uno de sus propietarios, Denis Broduries, comenta que ellos "ensamblan flores y plantas en soportes verticales de distintos materiales".
Dennis explica que hay quien cree que las plantas pueden mejorar la salud. "En Francia Flowerbox ha iniciado una campaña para sensibilizar a la gente en este sentido". La familia de la dracanea descontamina la atmósfera filtrando en sus raíces los productos químicos invisibles que hay en el aire y el cactus está probado científicamente que absorbe las ondas magnéticas que desprenden los ordenadores.
Las grandes firmas de moda también ponen su granito de arena para mejorar la salud del planeta. Custo Barcelona ha creado una colección de bolsos de playa hechos de algodón orgánico. Cuestan 50 euros y solo se podrán comprar en la Red a partir del 18 de mayo. Los beneficios se destinarán íntegramente a limpiar la playa europea que los internautas elijan en Coronitasavethebeach.org. (en la imagen de la derecha la modelo Bar Refaeli con uno de los bolsos)
La firma de joyería de lujo Bulgari, con motivo de su 125 aniversario, se embarca en la campaña de Save the Children 'Reescribamos el futuro' para mejorar la calidad de la enseñanza de 8 millones de niños que viven en zonas de conflictos. Para ello desde febrero vende un anillo por 290 euros, de los que 50 se destinan a la ONG. Dado el éxito de la sortija ahora saca a la venta un colgante y otros dos anillos. (en la imagen inferior)
Bulgari pretende "brindar a las personas menos afortunadas la posibilidad de un nuevo futuro". Estas palabras del consejero delegado de grupo, Francesco Trapani, son un buen ejemplo de cómo las marcas frente a las circunstancias económicas apelan a valores morales desliados del puro consumismo.