Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monoplazas como toros

Los corredores recorren el encierro junto con los monoplazas. Foto: EFEtelecinco.es
Los pamploneses entrenan a diez días de que comiencen los encierros de San Fermín con...Monoplazas. Dos bólidos de las escuderías de F1 Red Bull Racing y Toro Rosso, conducidos por los pilotos oficiales David Coulthard y Sebastien Bourdais han sido conducidos por los mozos hasta el coso taurino. El ensordecedor ruido de los coches ha llenado las calles del Casco Viejo.
Centenares de mozos vestidos de blanco y rojo ha participado en el 'encierro'. Numerosas personas lo han seguido con expectación desde los balcones. El vallado del recorrido y en la misma plaza de toros, anuncia la inminente llegada de los Sanfermines, el próximo fin de semana, y sirve de promoción de la ciudad en cerca de 140 países.
Así, tras el disparo de un cohete anunciador de su inicio, aunque con cierto retraso respecto a la hora prevista de las 08:00. Los dos monoplazas han salido desde la zona de los corrales de Santo Domingo para recorrer los más de 800 metros de trazado del encierro, pasando por la Plaza del Ayuntamiento, Mercaderes, Estafeta y Telefónica hasta entrar en el coso taurino.
llí los pilotos han premiado a los centenares de espectadores que aguardaban su entrada con dos trompos que han sido ovacionados por el público allí presente. Los asistentes han podido seguir el resto del recorrido desde su inicio a través de dos grandes pantallas instaladas en la Plaza de Toros, al igual que ocurrirá a partir del día 7 de julio con los encierros de toros.
Los pamploneses han tenido ocasión de conocer estos días de cerca los dos bólidos, que han estado expuestos desde el miércoles en la Plaza del Castillo. Desde allí se trasladaron este viernes en un "encierrillo" como el de los toros el día previo a su lidia, hasta los corrales de Santo Domingo.