Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montes (Unesa) dice que una tasa a la nuclear es como si Iberia cobrase distinto en función del avión

El presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), Eduardo Montes, considera que la propuesta del borrador del programa electoral del PSOE de aplicar una tasa a la nuclear y a la hidráulica "no tiene ningún sentido" porque sería equivalente a que Iberia cobrase un precio distinto en función del avión.
"A Iberia no se le exigen tasas diferentes por aviones viejos", afirmó Montes durante un desayuno organizado por el Foro de Nueva Energía, antes de explicar que "las nucleares exigen una inversión continua, al margen de su amortización", mientras que las hidráulicas no solo tienen ese coste, sino que además deben devolverse al Estado en perfecto estado porque son concesiones.
La imposición de una tasa a estas tecnologías se ha justificado con el argumento de que reciben unos beneficios 'caídos del cielo' ('windfall profits') al disfrutar de un precio de casación en el 'pool' eléctrico generalmente superior a su coste.
Aplicar una tasa aludiendo a los 'windfall profits' "es igual que si en Iberia dicen que tenemos aviones de treinta años y se le pide que cobre distinto precio por el billete de un avión o de otro", afirmó, antes de asegurar que las instalaciones nucleares e hidráulicas "no están amortizadas" y requieren unos 350 millones al año solo en gastos de mantenimiento.
Montes también criticó la "tentación" de las administraciones públicas de poner impuestos a la actividad eléctrica y pidió al gobierno que salga de las urnas el 20N que evite estas prácticas. "Poner impuestos constantes a las compañías por cualquier cosa es una barbaridad", afirmó el presidente de Unesa.
Además, señaló que estos impuestos "acaban repercutiendo sobre el consumidor, como es normal", y advirtió de que a menudo los motivos para aplicarlos están "injustificados" y de que la base imponible varía de un lugar a otro y se aplica en función de criterios tan dispares como la superficie de la planta, el número de líneas eléctricas o la potencia instalada.
Sobre las nucleares, destacó su eficiencia, con la que logran producir el 21% de la electricidad a partir de un parque instalado del 7,7% de toda la potencia, y aseguró que "la probabilidad de que ocurra un accidente es muy baja". "Su ubicación en España no es en lugares sísmicos y están lejos del mar, por lo que no tienen nada que ver con Fukushima", añadió.