Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Mundial, nido de timadores

Uno de los problemas más graves que se están sucediendo durante el Mundial de Sudáfrica es la venta ilegal de entradas, tanto a los ciudadanos sudafricanos como a los extranjeros, ya que la estafa alcanza casi los 700.000 Euros.
Muchos aficionados tanto sudafricanos como procedentes de países extranjeros han perdido unos 6,5 millones de rand (alrededor de los 700.000 euros) tras la venta ilegal de entradas, lo que está provocando también ver las gradas de los estadios algo más vacías, según informó el South Africa's Sunday Times.
Por su parte la FIFA, rechaza todas las críticas recibidas que la culpan de estos casos de estafa en los que muchos aficionados y varias compañías han perdido grandes cantidades de dinero.
"No tenemos comentarios específicos del problema de comprar entradas fuera de los canales FIFA. Honestamente, nosotros hemos publicado, no se cuántos avisos de advertencia antes de la competición, incluso antes de 2006", indicó el portavoz de la FIFA Nicolas Maingot.
"Nadie debería comprar entradas fuera del canal oficial. Primero, lo estarías haciendo ilegalmente, y segundo, no podrías entrar en el estadio", destacó el portavoz FIFA.
En este sentido, durante esta semana la FIFA culpó a la empresa noruega Euroteam, que trabaja por Internet, de vender entradas ilegalmente. Además, la FIFA "está también trabajando junto con New Scotland Yard en Gran Bretaña para intentar desmantelar varias webs ilegales y de venta fraudulenta", según indicó en un comunicado.