Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Mundial que todos soñamos

El Mundial de Sudáfrica, que ofrecerá Telecinco, será quizá la cita más importante de la historia para la Selección española. La gran prueba de fuego para comprobar si realmente estamos ante la mejor generación de futbolistas que ha dado nuestro fútbol. Los vigentes campeones de Europa no pueden llegar mejor a la cita. En los tres últimos años sólo han perdido un partido.
Fue el de las semifinales de la Copa Confederaciones ante Estados Unidos el único borrón que hay hasta ahora en el expediente de Vicente del Bosque. El ex técnico del Real Madrid ha sabido mantener con inteligencia los pilares que cimentó Luis Aragonés para tocar el cielo en Austria y Suiza. Y no sólo eso, además le ha añadido lo mejor de su cosecha.
Así, al juego de toque de los Xavi, Iniesta, Cesc y compañía y a la pólvora arriba de Villa y Torres, Del Bosque ha sabido añadir el juego por las bandas con hombres como Jesús Navas, Mata o Pablo Hernández (que ya debutaron con Luis pero que han adquirido continuidad con él) y ha llamado a nuevos delanteros, como Negredo, que pueden suplir con todas las garantías al 'guaje' y al 'niño'.
Desde el famoso 'iniestazo' en Old Trafford ante Inglaterra, la Selección ha ido alcanzando progresivamente un nivel de madurez que llegó a su punto más álgido con la conquista del segundo título de la historia de 'La Roja': La Eurocopa de Austria y Suiza, 44 años después de la conseguida por los Pereda, Amancio, Gento, Fusté o Marcelino.
La fase de clasificación de 'La Roja' para el Mundial ha sido simplemente perfecta . Tanto en juego como en resultados. Se ha visto a una España de diez. Literalmente. Si no, a los datos hay que remitirse: Diez victorias en diez partidos. Además, ha sido la selección europea más goleadora, con 28 tantos, y una de las menos goleadas, con cinco.
Hemos madurado, sí. Y eso se ha traducido en un juego al que sólo se le puede comparar, hoy en día, el del Barcelona. Excepto los azulgrana, nadie en el mundo mima el cuero como los nuestros. Además, hemos aprendido también a sufrir y a reponernos a las adversidades (Los cuartos de la Eurocopa ante Italia fueron muy importantes en este aspecto). El grupo de jugadores es excepcional, muchos de ellos están entre los mejores del mundo. Pero la cosa no acaba ahí. Del Bosque ha sabido renovarlo sin romperlo, sumando a nuevos hombres que han enriquecido y aumentado el nivel del equipo.  
Desde el mágico verano de 2008, 'La Roja' se ha mantenido a la cabeza de la clasificación mundial de la FIFA y sólo se ha alternado en la primera posición con la otra gran favorita para hacerse con el Mundial, la actual campeona de la Copa Confederaciones, Brasil. Por eso, hay motivos más que de sobra para creer que el sueño es más posible que nunca.