Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mutantes, viajes a Marte y catástrofes apocalípticas en 'Los últimos'

Juan Carlos Márquez revisa el género fantástico en su nueva novela 'Los últimos' (Salto de Página), una distopía que relata las experiencias de un grupo de supervivientes a una catástrofe que arrasa con la Tierra y les obliga a viajar a Marte antes las amenazas de una nueva especie mutante.
"Se trata de un 'pool' de diferentes elementos que suponen una revisión del Génesis", ha bromeado el escritor en una entrevista con Europa Press, explicando que "tenía ganas de escribir algo de ciencia ficción" tras sus trabajos previos en torno al género negro y el costumbrismo americano.
Una familia debe comenzar una nueva vida tras las trágicas consecuencias de una ola de fuego, que ha arrasado con gran parte de la Tierra. Dividida en dos partes con 35 capítulos "a modo de espejo" que forman parte del diario del protagonista, delante de cuyos ojos transcurre el apocalipsis.
En la primera parte la familia de este 'héroe' se verá obligada a cohabitar con otros supervivientes preparando su huida a otro planeta, ante la inminente amenaza de una nueva especie mutante. En la segunda, ya instalados en Marte, los personajes de 'Los últimos' se enfrentan al reto de iniciar una nueva civilización, con los primeros problemas de convivencia y otras sorpresas que les deparará el planeta vecino.
Ambientada en Estados Unidos, por las páginas de esta novela aparecen iconos como Disney World y otros símbolos reconocibles de nuestra cultural actual. "Estuve pensando en ambientarla en España, pero aquí están muy asumidas las ficciones norteamericanas. Podría haberlo hecho en El Corte Inglés, por ejemplo, pero habría problemas de verosimilitud", ha explicado.
En este sentido, Márquez ha defendido su elección puesto que "la deslocalización ya no supone un problema" ni para los novelistas ni para los lectores españoles. "Hemos vivido una cultura más relacionada con el cine y otros lugares que no fueran España: para los españoles es más familiar un zombie de 'The Walking Dead' que un temporero de Murcia", ha ironizado.
MUTANTES 'ARQUITECTOS'
Esa cultura asimilada también se ve reflejada en el libro a través de mutantes con sus propios rituales. "Me apetecía que no fueran zombies, introducir un elemento agotador en los propios mutantes. Me ha gustado jugar con el hecho de que controlen la arquitectura, una de las bellas artes, porque lo inteligente asusta más", ha afirmado.
En cualquier caso, el escritor ha asegurado que su incursión por la ciencia ficción es "ocasional" y que en su nueva novela abandonará este género para contar una historia de una familia de veraneo en un hotel donde hay desapariciones de niños. "Elijo el escenario que más me apetece explotar y lo lanzo. Esto de Marte podría ser en otro sitio, lo fundamental son las relaciones entre personajes", ha aseverado.
"YA NADIE CONOCE A LOS ESCRITORES"
Márquez, profesor en talleres de escritura, ha lamentado la actual situación de la literatura en España. "Por ejemplo, la literatura en televisión ha desaparecido, ya nadie conoce a los escritores, al menos antes se nos veía la cara", ha señalado.
Además, entiende que la llegada de las nuevas tecnologías han llevado a los ciudadanos a demandar un tipo de consumo con una "contraprestación muy rápida". "Antes solo había televisión y cine, pero ahora toca competir con los videojuegos, el whassapp o Facebook y la literatura es un vicio solitario", ha concluido.