Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

NH Hoteles redujo un 65,4% su beneficio neto en 2008, hasta los 26,8 millones

NH Hoteles ganó el pasado año 26,8 millones de euros, un 65,4 por ciento menos que en el ejercicio anterior (77,4 millones), según comunicó hoy la cadena hotelera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La compañía explicó esta caída por la provisión reversible que cubre la variación del precio de las acciones que sirven de cobertura al plan de incentivos aprobado por la Junta General de Accionistas en 2007 y por la depreciación de determinados activos con escasa rentabilidad.
Los ingresos se incrementaron el pasado año un 1,8%, hasta situarse en 1.532 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (EBITDA) se mantuvo estable (un ligero descenso del 0,8%) con 280,6 millones de euros gracias a las medidas del plan de ahorro que contrarrestaron el efecto de la ralentización del sector en el último trimestre de 2008.
El volumen de negocio de la actividad hotelera ascendió a 1.482 millones de euros, un 3,9% más que en 2007, mientras que el EBITDA de dicha división fue de 267,9 millones, lo que significa un incremento del 3,5% respecto al ejercicio precedente.
En cuanto a la actividad inmobiliaria del grupo, los ingresos cayeron un 56,3%, hasta los 50,3 millones de euros, y el EBITDA, lo hizo en un 48%, al pasar de los 24,3 millones registrados en 2007 a 12,7 millones, al cierre del ejercicio pasado.
La actividad hotelera del grupo se vio afectada por la debilidad de la demanda, lo que llevó a una caída de la rentabilidad y la ocupación especialmente en el mercado europeo, aunque de forma desigual, destacando las reducciones del RevPar (ingresos por habitación disponible) del 7,2%, en España y Portugal; del 5,1%, en Italia, y del 3,8%, en Holanda.
En cambio, las unidades de negocio en Alemania, Bélgica, Europa Central y del Este alcanzaron avances en la rentabilidad del 3,7%, el 4,6% y el 5,5%, respectivamente.
También destacó un buen comportamiento del mercado americano, donde el RevPar creció un 3,7% en moneda local, aunque en euros sufrió el impacto negativo de la depreciación del dólar.
Durante 2008, NH incorporó quince nuevos hoteles, con 2.854 habitaciones, y vendió cuatro, por valor de 92 millones de euros, lo que supuso una plusvalía para el grupo de 55,5 millones, situando su careta en 345 establecimientos operativos (51.591 habitaciones), de los que 82 son en propiedad.
Debido a la incertidumbre económica general y el comportamiento más débil durante la segunda mitad del año de algunos mercados en los que opera, NH ha tomado una serie de medidas en 2008 que afectan a la política de inversiones recogidas en el plan de expansión 2007-2009 (18.000 habitaciones adicionales) y a un análisis más selectivo de las mismas.
La compañía limitó la adquisición de propiedades, "a no ser que el mercado ofreciese oportunidades con descuentos muy significativos sobre los precios de las transacciones actuales".
Durante 2008, NH Hoteles firmó contratos para la incorporación de 25 nuevos hoteles que suponen 4.158 habitaciones adicionales en siete países donde la compañía ya opera y dos nuevos: Panamá y República Checa.