Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nacho Velilla, director de 'Perdiendo el norte': "La sociedad tiene que aprender a digerir sus problemas con el humor"

El país aún está asimilando el éxito de 'Ocho apellidos vascos', que semana tras semana sigue aumentando su recaudación en taquilla y que ya se ha convertido en la película rodada en español más vista de la historia.
De forma paralela a este éxito, el cineasta Nacho Velilla y su equipo ultiman el rodaje de 'Perdiendo el norte', un retrato generacional del sueño alemán protagonizado por Blanca Suárez y Julián López rodado a caballo entre Madrid y Berlín en el que también el humor es la herramienta principal de esta trama.
"El objetivo de un cineasta tiene que ser llegar al público y cuando ves que un compañero tuyo lo ha hecho, eso te llena de alegría", ha manifestado Velilla durante una entrevista concedida a Europa Press, con motivo del rodaje de esta película, cuyo estreno está previsto para enero de 2015.
Para el director, la ilusión es doble, no solo por las cifras que ha alcanzado el filme de Emilio Martínez-Lázaro, sino porque cree que este género había desaparecido de la cartelera española y ahora vuelve con fuerza. Además, en su caso, se trata de su manera natural y directa de "contar las cosas".
La película cuenta la vida de Hugo y Braulio, dos jóvenes con formación universitaria que, hartos de no conseguir trabajo en España, deciden emigrar a Alemania tras ver en un programa de televisión la posibilidad de un futuro mejor en el país germano. Sin embargo, al cruzar la frontera se darán cuenta de que la realidad es diferente.
La sonrisa es en su último proyecto, 'Perdiendo el norte', la manera de contar la realidad que afecta a miles de jóvenes en España, una "generación perdida" que posee cierto paralelismo con los españoles que se vieron obligados a emigrar en los años 60 y 70.
Por ello, y de la misma forma que lo hicieron en su día cineastas como Rafael Azcona o Luis García Berlanga --"maestros", en palabras del director-- Velilla recurre al humor para contar toda la verdad y evitar el dramatismo de la situación, aunque sin dejar de ser fiel a la realidad.
Incluso José Sacristán, que interpreta en esta cinta a un hombre que vivió en el pasado esta misma historia, hace un guiño al filme 'Vente a Alemania, Pepe' cuando asiste "ojiplático" a la repetición de la huída del país, unas escenas cargadas de "ironía y escepticismo", según ha señalado.
Velilla confiesa que le gusta emocionar a través del humor, aunque evita "el chiste por el chiste" a favor de "historias reconocibles y cercanas". "A través del humor te ríes de ti mismo, pero haces crítica. La sociedad tiene que aprender a digerir sus problemas a través del humor", ha dicho.
FELLINI Y AZCONA, REFERENTES
En esta forma de contar las cosas tienen mucha influencia piezas como 'Amarcord', de Federico Fellini, o la popular historia de Rafael Azcona 'El pisito', llevada al cine por Marco Ferreri e Isidoro M. Ferry, que reflejaron "muy bien" la sociedad del momento.
'Perdiendo el norte' no estará exenta de los tópicos y las situaciones que se repiten en todas las familias españolas. "Una cosa es lo que vives y otra lo que cuentas, para mi familia era maravilloso que estuviera fuera aunque no tuviera nada qué comer", indica.
Según cuenta, el proyecto surgió en un momento de "crisis devastadora", con unas tasas de paro que afectaban a más de la mitad de la población juvenil española. A pesar de tratarse de un problema local, que no comparten el resto de los países de Europa, Velilla está convencido de que "cuando más internacional quieres ser más cosas propias debes exponer".