Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Niño Josele' derrocha jondura y sentimiento en su primera actuación como solista en La Unión

Los acordes de la guitarra de Juan José Heredia 'Niño Josele' sonaron anoche, una vez más, en la Catedral del Cante, con la grandeza de una de las máximas figuras actuales de la guitarra flamenca, según han informado fuentes del festival en un comunicado.
No es la primera vez que acude al Festival Internacional del Cante de las Minas, puesto que ha acompañado a dos de los grandes de este arte, Paco de Lucía y Enrique Morente, en sucesivas ocasiones. Sin embargo, en esta ocasión, protagonizó su primera actuación como solista en el certamen unionense, con un derroche de belleza, sentimiento y verdad interpretando los temas de su séptimo trabajo discográfico 'El mar de mi ventana'.
Durante la actuación se produjo una simbiosis entre el público y el artista que llenó de duende esta segunda gala flamenca de la 54 edición del festival. Sin duda, el guitarrista almeriense demostró por qué muchos lo han definido, por ejemplo el director de cine Fernando Trueba, como un "guitarrista de sentimiento y corazón que traspasa las almas con su música".
'Niño Josele' no solo cautivó al público por su depurada técnica acariciando las cuerdas de la guitarra, sino que en determinados momentos rozó la perfección, enamorando a los asistentes con el recuerdo de otras grandes noches que el artista ha regalado a La Unión acompañando al maestro Paco de Lucía, como en la gira 'Cositas buenas', y al cantaor Enrique Morente, que le pidió que tocase en tono de minera todo un repertorio. Tras la actuación, descubrió su sitio de honor en la Avenida del Flamenco donde ya goza de su propia Lámpara Minera.
Seguidamente, llegó el estreno del primer espectáculo del Ballet Flamenco del Cante de las Minas 'Alma Minera' donde se narra la historia de la minería en La Unión desde la llegada de los mineros en busca de trabajo, sus duras jornadas en las galerías y al mismo tiempo la alegría de salir de ellas para disfrutar del cante en los antiguos cafés cantantes.
Se trata de una de las principales novedades de la Fundación Cante de las Minas para apoyar, formar e impulsar a los jóvenes valores flamencos, apostando por ellos e incluyéndoles en la programación del festival.
Nueve bailarines y seis bailarinas, arropados por cinco artistas invitados (Ángel Rojas, Carlos Rodríguez, Curro de María y Rocío Bazán) y dirigidos por Cloti Corví y Beatriz Arce interpretaron fandangos, tarantos, martinete, cabal, caracoles, caña, tangos, farruca y fantasía por bulerías.
El compositor, el guitarrista Francisco Tornero, actuó junto al cantaor Alejandro Villaescusa, siendo la escenografía del artista unionense Esteban Bernal y la colaboración de los coreógrafos Carlos Rodríguez, Miguel Ángel Rozas y Miguel Ángel Rodríguez.