Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noches del Botánico: "Conciertos de artistas de referencia en un sitio inigualable"

Noches del Botánico es un nuevo ciclo de conciertos para los veranos de Madrid, que se desarrollará del 27 de junio al 29 de julio en el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la Universidad Complutense, con un cartel en el que se mezclan generaciones y estilos tan diversos como el rock, el pop, el jazz, la música brasileña, latina, electrónica y el flamenco.
Todo este eclecticismo se materializa en un cartel con The Lumineers, Quilapayún, Wilco, Toquinho & María Creuza, The Alan Parsons Project, Pink Martini, Patti Smith, 2Cellos, M83, Benjamin Clementine, Robert Plant, Molotov, Bomba Estéreo, Toundra, Jorge Drexler, Steve Vai, Melody Gardot, Seal y Rozalén. Y todavía con algunas propuestas más que pueden consultarse en nochesdelbotanico.com.
Este veraniego ciclo es el resultado de la colaboración entre Planet Events, Icon Music y el promotor Julio Martí, quien no duda en recalcar que están ofreciendo "conciertos de artistas de referencia en un sitio inigualable". "Supera con creces espacios como el Conde Duque o Jardines de Sabatini, que han sido emblemáticos en la ciudad", recalca a Europa Press.
Esto le lleva a afirmar que la oferta de Noches del Botánico, aparte de estar en el "máximo nivel de exigencia musical, no tiene comparación con los otros festivales que se hacen en la ciudad". Y por eso Martí, que ejerce como director artístico del ciclo, añade que con su programación se distinguen "del resto de la oferta".
LARGA PREPARACIÓN
Por supuesto, para poner en pie un festival como este hay que trabajar con mucha antelación. Desde septiembre del año anterior, concretamente, según apunta Martí, quien explica que todo arranca con "una visita inicial a Londres" para repasar el verano anterior y empezar a "proponer ideas".
"La faena empieza a cristalizar en torno a diciembre y a partir de ahí es muy importante tener la programación cerrada a más tardar en febrero. Hay algunas cosas que no se cierran hasta última hora porque todavía estamos contactando a talento joven que va a hacer de telonero de muchos artistas. Los patrocinios también tienen que presentarse en el otoño para entrar en los planes del siguiente año", señala.
Por último, adelanta Martí que Noches del Botánico tiene vocación "absoluta" de continuidad y cuenta ya con dos años más garantizados. Además, anima al público a acercarse porque "van a vivir una experiencia única e inolvidable". "El único problema es que crea adicción", apostilla entre desafiante y jocoso.