Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reina Noor de Jordania sufre problemas para entrar en la Casa Blanca

El Servicio Secreto, encargado de la protección del presidente de EE.UU., puede ser a veces muy exhaustivo a la hora de decidir quién está autorizado a entrar en la Casa Blanca, como pudo comprobar hoy la reina Noor de Jordania.
La reina tenía una reunión en la Casa Blanca con Valerie Jarrett, asesora del presidente Barack Obama, y trató de entrar, como es norma para los visitantes con cita previa, por la puerta noroeste, donde mostró a los agentes un pasaporte jordano, informa hoy la página de internet Politico.
Los agentes del Servicio Secreto encargados de vigilar la entrada no la dejaban pasar. Su nombre, argüían, no se encontraba en la lista de citas previas.
"¿Quizá buscando por Reina Noor, ene doble o erre?", sugería la viuda del rey Husein, nacida en EE.UU. de familia de origen libanés y cuyo nombre de soltera es Lisa Halaby.
Nada. Los agentes insistían en que no estaba en la lista y por lo tanto no podía entrar.
El problema solo se solucionó cuando dos funcionarios de la Casa Blanca acudieron a escoltar a la reina.
Pese a la espera, la soberana no perdió la sonrisa. "Al menos son concienzudos", afirmó de los agentes.