Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OCU dice que la norma que limita el número de gasolineras no funciona ni anima la competencia

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que la normativa que limita el número de gasolineras en cada provincia no funciona, al no incentivar la competencia.
"Por desgracia la normativa que se aprobó para aumentar la competencia en el sector no está consiguiendo modificar este escenario y además los cambios que se han producido no son muy relevantes", señala la organización en una nota, tras indicar que las tres principales compañías del sector controlan más del 50% de las estaciones de servicio en España.
Como ejemplo, la organización asegura que la segunda compañía con más gasolineras es una de las que más ha visto incrementado su número de gasolineras.
"Esto se debe a que las restricciones para abrir nuevas gasolineras afectan sólo a aquellas compañías que tienen más del 30% del mercado en una provincia o isla determinada", señala.
En la práctica, indica la OCU, tanto Cepsa como BP podrían incrementar con esta normativa su cuota de mercado en casi todo el territorio nacional, lo que reduciría aún más la competencia actual, "ya que ninguno de los pequeños operadores va a incrementar su cuota de mercado".
"Repsol, por su parte, aunque supera la cuota de mercado en la mayoría de las provincias, no tiene impedimentos en mantener una posición de mercado dominante, motivo por el cual apenas varía el número de gasolineras que posee de 3.585 a 3.544, lo que suponen un tercio del total de toda España", afirma.
La organización de consumidores critica que la normativa no esté elevar la competencia y reclama "acciones efectivas para aumentar la competencia en un mercado ya de por sí muy concentrado, lo cual penaliza claramente a los consumidores".