Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama importa las celebraciones hawaianas en la Casa Blanca

El presidente de EEUU, Barack Obama, y su familia Malia Obama, Michelle Obama y Sasha Obama participan en una fiesta hawaiana organizada para los miembros del congreso y sus familias en el Ala Sur de la Casa Blanca. EFEtelecinco.es
El presidente de EE.UU., Barack Obama, importó las celebraciones hawaianas en la Casa Blanca, al transformar el tradicional picnic con los congresistas en un homenaje a los festejos de su tierra natal.
A lo largo de todo el día se colgaron antorchas típicas hawaianas, tiestos con palmeras y tiendas en el jardín sur de la Casa Blanca, donde por la noche se celebró un "luau", la fiesta típica del archipiélago.
Según el chef hawaiano Alan Wong, que diseñó el menú, "en Hawai se celebra un luau en las grandes ocasiones. En el primer cumpleaños de un hijo o en una boda" y es una señal de gran respeto hacia los invitados.
Los platos tradicionales de un luau incluyen poi, una pasta fermentada a base de taro, y cerdo asado. La manera clásica es dentro de un hoyo excavado en la tierra, pero en esta ocasión la Casa Blanca optó por prepararlo muy lentamente en unos hornos.
El menú de ayer incluyó también platos más típicos de un picnic estadounidense, como costillas a la barbacoa o una ensalada de patatas, aunque aliñada con wasabi, una pasta picante japonesa.
La fiesta comenzó cuando Obama salió a los jardines desde el Despacho Oval ataviado con la típica guirnalda hawaiana y de la mano de su hija Sasha, de ocho años. Detrás le seguían su esposa, Michelle, y su hija mayor, Malia, de diez años.
"¡Aloha!, saludó el mandatario. "Me gustaría ofrecerles a todos un viaje a Hawai, pero ya que nos lo impiden las restricciones presupuestarias hemos decidido traerles Hawai aquí", afirmó.
Además del menú, la Casa Blanca ofreció también a sus invitados actuaciones típicas hawaianas, incluida la actuación del grupo Tihati, que ofrecerá una mezcla de danzas polinesias y el hula del archipiélago.
Los participantes también contaron con un "estanque de bebida" o "dunk tank", donde algunos intentaron lanzar dentro a altos funcionarios de la Casa Blanca, como el portavoz Robert Gibbs o el jefe de Gabinete Rahm Emanuel.
No es la primera vez que Obama lanza un guiño a su estado natal. Ya el día de su jura del cargo, el presidente participó en el primer baile inaugural organizado por Hawai, y una banda de su antigua escuela, Punahou School, participó en el desfile de investidura.