Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama quiere que el perro de la Casa Blanca sea un cruce, "como yo"

En la web recién estrenada por el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, el futuro can que acompañará a los nuevos inquilinos en la Casa Blanca ha generado mucho más debate que otros temas, a priori, más trascendentales. El demócrata ha abordado de forma jocosa el tema y ha asegurado que preferiría rescatarlo de un refugio, donde "hay muchos de raza cruzada", como él.
En esos refugios "hay muchos perros de raza cruzada, como yo", bromeó Obama ante la prensa en alusión a su condición de mulato, dado que su madre, estadounidense, era de raza blanca, y su padre, de Kenia, era negro.
En su primera rueda de prensa desde que fue elegido presidente el pasado martes, trató temas de gran importancia como la economía, las relaciones con Irán o la guerra de Irak, pero no olvidó otro "crucial", como reconoció de manera socarrona: la futura mascota que les acompañará a él y a su familia en la Casa Blanca.
En su primer discurso tras la victoria electoral, Obama prometió a sus hijas Sasha, de siete años, y Malia, de 10, un cachorro cuando la familia se mude a la residencia oficial en Washington, lo que ha dado lugar a miles de especulaciones en los foros de internet sobre la procedencia, color y raza del animal. "Con respecto al perro, sé que este es un tema crucial", bromeó hoy Obama. "Soy consciente de que ha generado un gran interés en nuestra web, más que otros temas", agregó.
Su elección, ha dicho, dependerá de dos premisas. La primera es que debe ser un perro hipoalergénico, puesto que su hija Malia es alérgica. La otra es que tanto a él como a su esposa, Michelle, les gustaría que procediera de un refugio de animales abandonados. El presidente electo intentará sopesar los dos condicionantes para tomar una decisión lo antes posible, consciente de que "es un tema urgente en la casa de los Obama", comentó en tono jocoso.
MV