Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oficios perdidos

Carboneros, boteros, cesteros o los entrañables barquilleros están desapareciendo. No forman parte de las estadísticas, ni siquiera aumentan los datos de desempleo, simplemente desaparecen por la evolución de la sociedad.

El gas natural le ha quitado importancia al uso del carbón. Antes se utilizaba para cocinar o calentar las casas. Un carbonero nos cuenta como en la época en que su padre tenía una carbonería, hace apenas 50 años, había tantos lugares que dispensaban carbón como bares.
Otra de los negocios comunes eran las boterías, no existían la botellas, cada establecimiento dispensaba los 'pellejos' y cada establecimiento podía tener 30 de estos para distribuir las bebidas.

Un técnico de radio sigue con su local abierto, asegura que es difícil seguir en el negocio, pero es una tradición familiar que heredó, ahora quedan muy pocos en nuestro país que se dediquen a este menester.

Los tres personajes de este reportaje sobreviven al paso del tiempo, sus negocios resisten al cambio, quizá ellos sean de los únicos que quedan en su gremio para seguir siendo un fiel reflejo de un pasado no tan lejano.