Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oreja cara para Tejela

Matías Tejela ha cortado una oreja de mucha importancia esta tarde en Sevilla. El torero alcalaíno ha puesto su nombre a un festejo deslucido y de estrechos argumentos merced al escaso fondo de los toros de Fuente Ymbro, que el torero madrileño rescató en el último toro, un sobrero muy ofensivo y exigente de Ricardo Gallardo con el que Tejela ha hecho un gran esfuerzo.
Su afán por llevar sometido las desiguales acometidas del toro le costó un pitonazo en la barbilla, pero el diestro se sobrepuso a la agresividad de su contrincante hasta imponerse a su condición y conseguir muletazos de gran largura y notable expresión, coronados de una gran estocada. En el tercero también firmó dos series con la derecha de nota antes de que el toro, que acometió con transmisión, galope y tranco, se acabara rajando.
Antes Antonio Ferrera brilló en el inicio de faena al animal que abrió plaza un ejemplar que nunca humilló y acometió con más emoción que entrega, mientras que el cuarto se acabó enseguida y el extremeño solo pudo brillar en un arriesgado tercio de banderillas. Salvador Vega por su parte no tuvo opciones con un animal manso y reservón, el segundo, que amagó siempre con irse a las tablas. Tampoco el quinto, que se consumió enseguida, permitió el lucimiento del malagueño.
Plaza de La Maestranza. Lleno. Decimoquinta de la Feria de Abril. Toros de Fuente Ymbro, el sexto como sobrero, de buena presencia, distintas hechuras y escaso fondo. El tercero por su transmisión hasta que se rajó y el sexto por su exigencia, emergieron del conjunto. En el arrastre recibieron todos silencio salvo el sexto que fue aplaudido. Antonio Ferrera, silencio en ambos; Salvador Vega, silencio y silencio; Matías Tejela, ovación tras aviso y oreja