Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organizadores y autoridades se muestran satisfechos de la Copa del Mundo de Grandvalira

Los organizadores de la prueba de la Copa del Mundo femenina de Esquí Alpino que acogió este fin de semana la estación andorrana de Grandvalira y las autoridades del Principado de Andorra se mostraron satisfechos por cómo se desarrolló la competición y la promoción que ha supuesto para el 'país de los Pirineos'.
"Han sido dos días excepcionales de Copa del Mundo donde se han conseguido los tres principales objetivos que perseguíamos: la promoción internacional de Andorra con la cobertura mediática, completar el programa deportivo gracias al esfuerzo inmenso de una cantidad de personas que han trabajado ininterrumpidamente para conseguirlo y la muy buena afluencia de público con unas 10.000 personas en meta entre los dos días", celebró Conrad Blanch, director del Comité Organizador.
Este indicó que "el balance es muy satisfactorio". "Las adversidades nos refuerzan como organización. Andorra responde y estamos preparados para superar retos difíciles. La experiencia acumulada nos ha permitido ganarnos el respeto internacional para acoger las finales de la Copa del Mundo del 2019", apuntó.
Por su parte, Jordi Pujol, jefe de carrera de la Copa del Mundo, cree que el "trabajo realizado en esta Copa del Mundo ha sido inmenso". "De hecho, ha sido el evento más duro y complejo de todas las competiciones de alto nivel que hemos acogido en Grandvalira los últimos años", indicó.
"El gran esfuerzo ha valido la pena y hemos podido superar todas las dificultades consiguiendo tener la pista en óptimas condiciones para todas las corredoras. Los entrenadores de diferentes países nos han felicitado y este es un gran reconocimiento", añadió.
Finalmente, Francesc Camp, ministro de Turismo del Gobierno de Andorra, indicó que haber acogido este evento "es un gran reconocimiento" para el Principado y "el fruto de muchos años de trabajo y organización".
"Hemos demostrado que Andorra es un destino de esquí de primer nivel mundial y la Copa del Mundo es la gran oportunidad para darnos a conocer internacionalmente", sentenció el dirigente.