Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) PSOE y En Comú Podem buscan en el Congreso un acuerdo para el cierre definitivo de Castor

El PSOE y la confluencia catalana de Podemos, En Comú Podem, tratarán de buscar este martes un acuerdo en la Comisión de Industria del Congreso sobre el cierre definitivo y desmantelamiento del almacén subterráneo de gas natural Castor y sobre la reclamación a la concesionaria Escal UGS de la devolución de la indemnización por extinción que se le ha tenido que abonar.
En su iniciativa, En Comú Podem exige un calendario para el desmantelamiento del proyecto negociado entre el Gobierno central, la Generalitat Valenciana y la catalana, junto con los ayuntamientos afectados, que contemple el desmantelamiento de las instalaciones, y que sea "responsable, transparente y no oneroso para las arcas públicas", según ha defendido el portavoz de Industria de la formación, Josep Vendrell.
A través de una enmienda, el PSOE se centra en pedir el cierre definitivo de la instalación y reclama "una mayor contundencia" en la exigencia y ejercicio de transparencia para conocer las causas y consecuencias del cierre del almacén, así como en su desmantelamiento con la oportuna reparación medioambiental.
"La hibernación no debe ser el final del proceso, sino el cierre definitivo y desmantelamiento, dando así una garantía cierta a los municipios que sufrieron seísmos de que no habrá más y de que habrá una recuperación medioambiental y paisajística", explica el coordinador del Grupo del PSPV-PSOE en el Congreso, Herick Campos.
LAS INDEMNIZACIONES NO DEBEN RECAER EN EL CIUDADANO
Sobre las indemnizaciones, los socialistas también reclaman que sea la empresa que promovió Castor, o sus accionistas, los que asuman el coste, "sin que en ningún caso recaiga este coste en los ciudadanos, ni con fondos públicos, ni con recargos en los recibos". Para ello, consideran "prioritario" continuar con las acciones legales en curso para "dar luz y exigir responsabilidades sobre en qué condiciones se puso en funcionamiento Castor y las indemnizaciones otorgadas por el Gobierno".
Fue el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, quien impulsó el recurso de inconstitucionalidad presentado por 50 diputados y senadores del PSOE contra la decisión del Gobierno de "otorgar de forma directa y sin ningún tipo de investigación, una compensación a los promotores de Castor", según recuerda Campos.
En ese sentido, señala que en la enmienda presentada por el PSOE también se exige conocer por qué en la indemnización se incluyen los sobrecostes, qué hizo que el coste inicial de más de 400 millones de euros pasara a 1.000 millones y por qué no se ha esperado a saber qué falló, al igual que conocer los informes que avalaban la instalación o la ejecución del proyecto.
Campos lamenta que "el PP siga empeñado en culpar al PSOE por el proyecto o la cuantía de la indemnización, cuando la empresa no contaba con la autorización definitiva, la cuantía la fijó el PP sin investigar nada, con un decreto ley con el voto en contra para su tramitación parlamentaria". A su juicio, es el PP el que debe explicar por qué "prevarica y carga en el ciudadano sus decisiones".
UN FRACASO DE INFRAESTRUCTURAS
Sobre la iniciativa que se debate, el portavoz de Industria de En Comú Podem, Josep Vendrell, critica que Castor sea uno de los "fracasos más importantes de la Historia" de España en materia de infraestructuras, un proyecto que, a su juicio, "nunca debió iniciarse porque no era ni necesario, ni viable".
"El tiempo ha demostrado que lo que el Gobierno consideró una decisión estratégica fue erróneo y que respondió a una errática planificación en la política energética basada en un crecimiento ilimitado de la demanda que en ningún caso se ha correspondido con las necesidades energéticas reales del país", señala Vendrell.
El portavoz parlamentario de Industria también recuerda que "en su momento fueron muchas las voces que advirtieron de que este proyecto no era necesario ni reunía las condiciones necesarias de seguridad" pero "se hicieron oídos sordos" y, tras la paralización del proyecto por los seísmos en la zona, serán "una vez más" los contribuyentes quienes tengan que hacer frente a los costes.
"Es necesario acabar con esta estafa permanente que los lobbies han conseguido imponer de un capitalismo de casino y un socialismo perfecto, en el que se privatizan los beneficios y, cuando llegan las pérdidas, éstas se socializan", insiste Vendrell, que recuerda que el "despropósito" del Castor costará a la ciudadanía casi 1.650 millones de euros en indemnizaciones.
LA EMPRESA DEBE ASUMIR RESPONSABILIDADES
Pero, además, Vendrell defiende que "no es para nada aceptable que una empresa que ha construido con riesgo sísmico y sin tener en cuenta los informes que alertaban de ese riesgo no asuma ningún tipo de responsabilidad y se le reconozca la extinción de la concesión y de la indemnización sin la debida auditoría y estudios de la diligencia profesional".
Y, por ello, quiere que el Congreso emplace al Ejecutivo a impulsar acciones legales para recuperar la cantidad retribuida a Escal UGS --que encabeza ACS-- en concepto de extinción de la concesión al considerar que ha existido negligencia, así como para que se fijen responsabilidades ambientales, administrativas y económicas de la empresa por el millar de movimientos sísmicos registrados en la zona.
Para ello, hará falta peritar los daños materiales y morales que han sufrido los ciudadanos de las Tierras del Ebro (Tarragona) y del Bajo Maestrazgo (Castellón) por los terremotos, así como realizar estudios técnicos sobre los efectos que la hibernación del proyecto puede tener sobre el medio ambiente y otras instalaciones de riesgo de la zona, como las centrales nucleares.
Por último, En Comú Podem exige también enviar al Juzgado de Primera Instancia de Vinaroz los informes de la Universidad de Stanford y por el Massachussetts Institute of Tecnology (MIT) relativos a las responsabilidades en las fases de tramitación y adjudicación del proyecto.
QUE NO SE VUELVA A REPETIR
Asimismo, cree necesario impulsar modificaciones legislativas para "impedir que en el futuro sean las arcas públicas las que asuman las indemnizaciones derivadas de la renuncia voluntaria de la concesión de explotación de una infraestructura o servicio".
Vendrell también tiene registrada en el Congreso una proposición no de ley del mismo tenor y una solicitud de comparecencia del ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, en sede parlamentaria para que explique la "retribución adicional" de 253,3 millones de euros concedida a los promotores del proyecto en concepto de factura del gas.