Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Pese a que la muerte nos separe"

Magali ofició su 'boda postmortem' junto al retrato de su novio fallecido. Foto:Photoshottelecinco.es
La ley francesa contempla las bodas 'post mórtem' si ésta fue anunciada antes de la muerte y había propósito y constancia de la misma. Así, Magali ha podido seguir adelante con sus planes de boda y cumplir el sueño de ambos.
Los prometidos figuraban ya como pareja de hecho y tenían dos hijas, una de tres años y otra de dieciocho. Tras la boda, Magali adquirirá directamente el estado de viuda y no el de casada.
El difunto estuvo presente en la ceremonia mediante un retrato que colocó Magali en la mesa y que besó en el momento oportuno de la celebración nupcial, sin poder evitar las lágrimas.
"Soñamos los dos con este momento. Espero que pueda haberlo disfrutado allí donde se encuentre", ha declarado Magali a los medios, expectantes ante la inusual boda. "Es una ceremonia alegre y triste. Me duele no haber llegado hasta aquí de la mano de mi marido, pero es una recompensa que hayamos podido casarnos", ha asegurado la novia.