Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peter Sauber se hace con BMW

BMW se despide del 'gran circo'. FOTO: Archivo.telecinco.es
BMW ha decidido vender su equipo de Fórmula Uno a Peter Sauber, siempre y cuando la escudería tenga una plaza en el Mundial del 2010, y ha anunciado que no se ha completado la transacción al grupo Qadbak Investment Ltd. El fabricante alemán de automóviles anunció a principios de este año que se retiraba de la Fórmula Uno, pero dijo que había llegado a un acuerdo con la empresa suiza Qadbak para encargarse del equipo en el futuro. Sin embargo, BMW ha señalado que este acuerdo no se ha completado.
BMW ha señalado que ha vendido el equipo de nuevo a Peter Sauber, que fundó la escudería en 1993 y corrió con ese nombre hasta que BMW lo compró hace cuatro años: "Estamos muy contentos con esta solución", señala en un comunicado de BMW Klaus Draeger, miembro de la Junta de Administración de BMW AG: "Con ello se cumple el requisito más importante para un futuro exitoso para el equipo".
"Nuestra relación con Peter Sauber ha sido siempre excelente y ha estado marcada por el respeto absoluto. Quisiéramos expresar nuestro agradecimiento a Peter Sauber y a todo el equipo por la excelente cooperación durante los últimos cuatro años".
Sauber añade: "Estoy muy aliviado por haber encontrado esta solución. Esto significa que podemos mantener la sede en Hinwil (Reino Unido) y la mayoría de los puestos de trabajo. Estoy convencido de que el nuevo equipo tiene un futuro muy bueno en la Fórmula Uno".
"Nuestro personal es muy competente y está muy motivado, y espero asumir este nuevo reto junto con ellos. Me gustaría dar las gracias a BMW por los cuatro años de trabajo conjunto", señala.
El futuro del equipo en la Fórmula Uno aún no está claro, ya que la Federación Internacional del Automóvil (FIA) aún tiene que confirmar su plaza en la parrilla del Mundial del 2010.
JNP