Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos apuesta por un pacto social que concilie propiedad intelectual y acceso a la cultura

Podemos plantea en su propuesta de gobierno de coalición un nuevo pacto social en materia de propiedad intelectual para lo que "urge convocar a representantes de la ciudadanía, titulares de derechos, industrias culturales y empresas tecnológicas", según consta en el documento 'Bases políticas para un gobierno estable y con garantías' y que ha hecho llegar a los socialistas.
A juicio de la formación morada, es necesario alcanzar y promover un nuevo pacto social que, respetando el marco de la normativa europea vigente, "equilibre sus intereses sociales y configure un sistema de Propiedad Intelectual más equitativo, sostenible y justo, con los objetivos de garantizar el derecho de la ciudadanía al acceso a la cultura, la protección y autonomía de los creadores, la pluralidad y flexibilidad de modelos de difusión cultural en el entorno digital y la sostenibilidad e impulso de los sectores culturales. No obstante, en el citado documento no hace mención expresa a la piratería.
Asimismo, apuesta por reforzar los mecanismos de control externo de las entidades de gestión, especialmente en lo relativo a la fijación de sus tarifas y a los criterios de uso efectivo y en su caso el de disponibilidad en los que debe basarse su cálculo.
Respecto al IVA cultural, el partido que lidera Pablo Iglesias aboga por reducir el tipo aplicable "a productos de gran interés social como son los productos culturales y escolares, volviendo a la situación previa antes de la reforma del Partido Popular".
En términos generales, Podemos quiere desarrollar un Pacto por la Cultura con el objetivo de "velar por la independencia del sector cultural y garantizar el conocimiento, la producción, la creación, la diversidad, el acceso, las buenas prácticas y la gestión responsable al margen de las contingencias y los cambios políticos".
Sin embargo, también apuesta por elaborar normas jurídicas específicas, como la Ley del Cine, la Ley de Artes Escénicas, la Ley de la Música o unas nuevas Ley de la Lectura y Ley de Patrimonio Cultural, para abordar de modo específico las "necesidades estructurales y las particularidades de cada sector".
Igualmente, Podemos plantea en su propuesta de gobierno de coalición, en coordinación con el Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas, redactar y aprobar una Ley de Enseñanzas Artísticas Superiores y modificar las leyes educativas correspondientes "para lograr, al tiempo que se respeta su idiosincrasia, superar el marco actual de equivalencia, alcanzando su plena equiparación a las enseñanzas universitarias a todos los efectos".
LEY DE MECENAZGO Y PATROCINIO
Por otra parte, el partido político propone en el documento promover una nueva Ley de Mecenazgo y Patrocinio que fomente tanto el macro como el micromecenazgo y la participación en la financiación de la cultura de particulares y de empresas, con el apoyo y la supervisión de las administraciones públicas.
"Esta ley se enmarcará en una reforma general del régimen tributario, sustituirá a la actualmente vigente Ley 49/2003 y modificará, entre otras, la Ley General Tributaria, la Ley de IVA, la Ley del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y la Ley del Impuesto de Sociedades", apunta Podemos, al tiempo que añade que se conectará con la creación de un Fondo Social de la Cultura de modo que participen en él la Administración, los profesionales del sector y la sociedad civil.
Sobre el Estatuto del artista y del profesional de la cultura, aboga por que tenga rango de norma jurídica y esté adaptado a las características de intermitencia del sector cultural, tanto aquellos que realizan su trabajo por cuenta ajena como quienes lo hacen por cuenta propia. Ademas, contemplará la especificidad de los ingresos de corte irregular de los profesionales de la cultura y promoverá una fiscalidad que se adapte a sus necesidades.
INTERNET COMO DERECHO CULTURAL
Por último, apuesta por el derecho a Internet como herramienta cultural, de tal forma que propone en establecimiento de mecanismos que permitan "el acceso universal y no discriminatorio a la Red, para hacerla disponible, accesible y costeable para toda la ciudadanía".
"Hay que garantizar la coinversión pública en la infraestructura de fibra óptica y redes móviles, que hasta ahora han sido impulsadas en exclusiva por empresas privadas y que han convertido estas infraestructuras fundamentales en bienes de titularidad exclusivamente privada", apunta.
Podemos no aborda en su propuesta de gobierno de coalición la tauromaquia, aunque su secretario general, Pablo Iglesias, sí ha puesto de manifiesto con anterioridad que no le gustan los toros pero que, "a priori", no es partidario "de las prohibiciones".