Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policías especializados en violencia de género

70 mujeres han sido asesinadas este año a manos de sus parejas. De ellas, 54 no habían denunciado nunca a su agresor. Para muchas mujeres, acudir a un juzgado o a un retén de policía y contar que están siendo maltratadas, es una tarea imposible. Por vergüenza o por miedo, la cifra de mujeres que no han contado nunca su historia es aún muy elevada.
La creación de Unidades Especilizadas en Violencia de Género pretende derribar la barrera de la desconfianza entre el policia y la víctima. En demasiadas ocasiones, las mujeres tienen que repetir una y otra vez el mismo relato de palizas y vejaciones ante diversos agentes. Una denuncia supone tener que dar detalles sobre vivencias traumáticas que afectan a la esfera más intima de la mujer. En nada se parece una denuncia por robo a una por malos tratos. La diferencia entre denunciar a un extraño o a la pareja con la que se ha compartido toda una vida es evidente.
En ciudades como Valencia, esta especialización policial ha dado sus frutos. El Grupo Gama de la Policía Local atiende de forma personalizada a estas mujeres que están bajo órdenes de protección. Se trata de casos considerados muy graves por el juzgado. Los policias conocen sus historias personales, su situación familiar, sus necesidades económicas, sanitarias y de asistencia social. Las visitan en sus domicilios regularmente y atienden de forma inmediata cualquier quebrantamiento de sus órdenes de protección. También les dan consejos básicos para su seguridad, como llevar el gps conectado, nunca quedar con su agresor y cambiar la cerradura del domicilio.
Nuestros Reporteros han compartido con ellos una jornada de trabajo.