Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Portugal, primera selección en cuartos

Cristiano Ronaldo celebra su gol. Foto: EFEtelecinco.es
Portugal suma y sigue. La selección liderada por Cristiano Ronaldo ha puesto la directa y se ha situado líder en solitario del grupo A. El tempranero gol de Deco (min. 8) adelantaba a los suyos rápidamente en el marcador. Poco después sería el turno de la R.Checa. El centrocampista Sionko ponía el empate, dando esperanzas a los checos. Sin embargo, el propio Cristiano Rolando, en el min. 63 sentenció el encuentro gracias a un gol y a falta de dos minutos para el final, le regaló el tercero a Quaresma.
Scolari decidió cambiar a su estrella Cristiano Ronaldo y ubicarle en el costado izquierdo, dejando a Simao en la diestra. Ahí fue donde empezó a construir la actual subcampeona de Europa, llevando peligro en ataque moviendo fácil de primeras.
En una de esas, Nuno Gomes hilvanó con Ronaldo, y éste no culminó ante Cech. El rechace fue cosa de Deco, que, a regañadientes, la llevó al fondo de las mallas.
Pero poco tiempo contó Portugal para saborear la ventaja, pues, sólo nueve minutos después, un corner botado por el osasunista Plasil acabó en gol merced a un testarazo de Sionko, que entró libre de marca al área pequeña (1-1, min.17).
Cristiano Ronaldo, principal protagonista
Fue el extremo diestro quien reservó sitio en los cuartos para su selección con un disparo seco tras conectar un pase con el exterior de Deco. El del Manchester dio la victoria a los suyos (1-2, min.63) y dejó, casi cerrado, el pase a cuartos.
Los de Karel Bruckner recibieron uno más cuando todo su afán era el área contraria. Un inteligente Deco habilitó en largo a Ronaldo, que se plantó cara a cara con Cech. El '7' portugués se la regaló a Quaresma, que sentenció con el tercero lo que fue un excesivo premio para los lusos. AC