Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primer paso para el fin del 'toro embolao'

La decisión del CVC aviva la polémica entre los detractores y los seguidores de estos festejos. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
El Consell Valencià de Cultura (CVC) ha aprobado un informe que recomienda que las poblaciones demuestren "la realización tradicional" de festejos taurinos para poder celebrarlos, así como sustituir el "toro embolado", al que se pone bolas de fuego en los cuernos, por "formas más imaginativas".
El informe parte de la reflexión del CVC sobre el decreto del Consell que aprobó el "Reglamento de Festejos Taurinos Tradicionales en la Comunitat Valenciana (Bous al Carrer)" de 2007 y la Orden del pasado septiembre que regula la figura de los voluntarios en los espectáculos taurinos en las calles.
El informe ha sido aprobado por once votos a favor, cuatro en contra y tres en blanco, y ha contado con el voto particular del miembro del CVC Manuel Sanchis-Guarner, quien ha pedido la "prohibición total dels bous al carrer" porque "en nombre de la tradición no justificada fiestas sanguinarias", una posición a la que se ha sumado Elena Negroles.
El CVC recomienda que la normativa valenciana explicite la necesidad de evitar "el maltrato innecesario de animales participantes en la fiesta" y una "mayor precisión en la definición de fiesta tradicional" para que este tipo de festejos sólo sean realizados "en aquellas poblaciones que puedan demostrar fehacientemente su realización tradicional".
Según esto, debería considerarse la limitación de estos festejos a las poblaciones en las que tiene una tradición y antig³edad probada, además de garantizar que la normativa tenga como principio rector el respeto de los derechos de los animales.
La consejera Carmen Morenilla ha explicado ese punto como una forma de "evitar la proliferación de la fiesta por mimetismo, pues la tradición era sólo de unas comarcas y se ha extendido a otras".
Las disposiciones han contemplado también que la suspensión de la fiesta pueda incluir "denuncias de maltrato" y que el sacrificio de los toros se produzca según la normativa vigente, una exigencia que, según Morenilla, "no se produce siempre".
El presidente del CVC, Santiago Grisolía, ha explicado la aprobación de este informe como una forma "llamar la atención" para que se mantenga la ley, pero también "se indiquen modificaciones más factibles para evitar lo más posible el maltrato de los animales".
En este sentido, se ha referido a la preocupación sobre el "toro embolado" y la propuesta de alternativas como colocar bengalas que no hagan daño al animal y que consigan mantener el espectáculo del fuego "tan propio de los valencianos".