Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera gata con un implante de rodilla

Missy es una gata afortunada que se ha convertido en el primer felino en tener un implante artificial de rodilla. El minino ha gastado una de sus siete vidas pero es un animal único gracias a los veterinarios que le atendieron después de ser atropellado por un coche.
Según informa el diario Daily Mail, el gato Missy, de ocho años de edad, pasó dos días tirado en un arbusto tras ser atropellado por un coche en Petworth (Inglaterra). Cuando sus dueños le encontraron tenía una pata rota por ocho sitios y la otra con una rodilla destrozada.
El doctor Noel Fitzpatrick afirma en el diario británico que las opciones eran "dormirlo para siempre o desarrollar una rodilla artificial"; explica. Amputarle la pata no era una opción porque la otra la tenía rota por ocho sitios y no soportaría todo el peso.
Tras una operación pionera, Missy está en casa y podrá hacer una vida totalmente normal, siendo el primer gato del mundo con un implante de rodilla.