Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Puerto de Barcelona y Enagás colaboran para hacer del enclave un 'hub' de GNL

Sixte Cambra quiere que las bonificaciones a estas embarcaciones alcancen un 70%
El presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra, y el consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja, han firmado este miércoles un convenio para la promoción de nuevos servicios logísticos de gas natural licuado (GNL) en la planta de regasificación que la compañía gestiona en el recinto portuario con el objetivo de convertirlo en un 'hub' de distribución de GNL en el Mediterráneo.
En rueda de prensa, Cambra ha explicado que la apuesta por el GNL es fundamental para adaptarse a grandes navieras, como Balearia, Carnival y MSC, ya que ya han hecho encargos de embarcaciones que funcionen con este tipo de combustible, algo que ocurrirá a partir de 2017: "Queremos ser su puerto base".
Puertos del Estado ha fijado bonificaciones del 50% sobre la tasa de este tipo de embarcaciones, y el Puerto de Barcelona quiere sumar un 20% adicional, una medida que deberá aprobar el Ministerio de Fomento ya que el enclave catalán no tiene autonomía para fijar las tarifas.
"Se creará un efecto llamada si ofrecemos bonificaciones más ventajosas. Otras compañías vendrán al Puerto de Barcelona para poder competir con las mismas condiciones", ha destacado Cambra.
ALTERNATIVA MEDIOAMBIENTAL.
El GNL se está utilizando como combustible para el transporte de mercancías, tanto marítimo como terrestre, y se estima que a finales de este 2016 un centenar de embarcaciones sean propulsadas por GNL, ya que supone una reducción del 80% en la emisión de NOx y del 100% en la emisión de partículas en suspensión y de óxidos de azufre respecto a los carburantes derivados del petróleo.
La planta de almacenamiento y regasificación de Enagás en el Puerto de Barcelona está operativa desde 1969 y representa una gran oportunidad para desarrollar el proceso de cambio de combustible en el enclave portuario.
La compañía invertirá 1,5 millones de euros en su terminal adaptando los muelles de atraque para poder realizar la operación de carga, una actuación en la que Enagás ha trabajado dos años y que prevé estar operativa en 2017: "Tenemos que adelantarnos a la industria para que los buques puedan venir aquí", ha dicho Oreja.