Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quería un tatuaje y salió estrellada

Sin embargo, la adolescente aduce que en el proceso se quedó dormida y que, cuando despertó, vio que la mitad de su cara estaba salpicada de 56 estrellas."Es terrible", ha dicho Kimberly al Daily Mail. "No puedo salir a la calle, estoy tan avergonzada. Simplemente me veo horrible".
Según la versión de la joven, el tatuador no le entendió bien. Rouslan Toumaniantz, administrador del centro de tatuajes, dice lo contrario: "Ella estaba despierta y se miró al espejo en varias oportunidades mientras la tatuaban".