Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raikkonen se acerca a McLaren

Raikkonen, durante su etapa en McLaren. FOTO: Archivo.telecinco.es
Los rumores que sostienen el posible regreso de Kimi Raikkonen a McLaren se hacen cada vez más insistentes. Al parecer, los representantes del piloto finlandés se han reunido con los directivos de la escudería británica para retomar las negociaciones. Las altas pretensiones económicas son el hándicap más alto para que Iceman retorne a su ex equipo.
Varias escuderías habían ofrecido un volante a Raikkonen para la temporada 2010, pero el campeón del mundo en 2007 se descolgó pidiendo un sueldo altísimo para los tiempos de crisis y austeridad económica que asolan, también, la Fórmula 1.
Sólo McLaren mantiene su oferta, eso sí, no alcanza ni por asomo las exigencias de Kimi (pedía 25 millones de euros). Pero hace algunos días, el finlandés anunció que sólo se quedaría en el 'gran circo' si conducía una 'flecha de plata'.
¿Intento de acercamiento de posturas? ¿disposición de Raikkonen para aceptar la oferta de sus ex? Probablemente. Al parecer, los representantes del piloto han visitado esta semana la sede de McLaren en Woking, invitados personalmente por Martin Whitmarsh, para retomar las negociaciones.
Menos de la mitad de la parrilla confirmada
Sorprendentemente, esta temporada son muchos los pilotos que aún se encuentran sin equipo y que buscan acomodo en alguna de las escuderías de la parrilla. Nico Rosberg puede acabar en Brawn sustituyendo a Barrichello, que hizo el camino inverso al alemán para recalar en Williams.
Si finalmente Raikkonen acaba en McLaren, Heikki Kovalainen deberá buscar equipo. Su destino puede ser alguna de las nuevas escuderías que entrarán en juego el próximo año. Trulli y Glock se quedaron en paro tras la retirada de Toyota. Heidfeld abandona BMW, pero puede quedarse en Sauber. Y así con otros como Sutil, Davidson o Kobayashi.
JNP