Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Reina Sofía cerró 2013 con 2,1 millones de euros de pérdidas

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) cerró el ejercicio 2013 con un total de 2.113.406 millones de euros de pérdidas, un saldo negativo que contrasta con el resultado neto del año anterior, que fue de 3.544.555 millones de euros, alrededor de 5,5 millones más.
Según muestra el resumen de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2013 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS), que aparece publicado este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la principal fuente de ingresos fueron las transferencias del Estado, que representan el 78,8 por ciento. En concreto, el Reina Sofía recibió de las arcas públicas un total de 25.410.670 millones de euros.
Por otro lado, Las entradas supusieron un 12,25 por ciento de los ingresos, un total de 3.951.577 millones de euros, 1.858.877 de euros más que en el ejercicio anterior y un aumento porcentual de un 88,8 por ciento en relación con 2012. Este incremento en la venta de entradas está relacionado con el éxito de la exposición dedicada a la figura de Dalí, que congregó a un total de 732.339 personas en 2013.
En cuanto a los patrocinios de entidades públicas y privadas, estos constituyeron solo el 4,81 por ciento, por un importe total de 1,744.537 millones de euros, entre las que destacan las transferencias de la Fundación Banco Santander (350.000 euros), Inditex (300.000 euros) y la Fundación Mutua Madrileña (300.000).
El director artístico de la institución, Manuel Borja-Villel, reconoció hace unas semanas en declaraciones a los medios de comunicación que el museo había "tocado fondo", a pesar de haber "hecho los deberes", especialmente en el "doble esfuerzo" de reducir gastos estructurales e incrementar de manera "exponencial" los ingresos propios.
En aquel encuentro, el gerente del museo, Michaux Miranda, reconoció que durante 2013, para hacer frente al desfase entre sus ingresos y gastos presupuestarios consecuencia del recorte de las transferencias del estado, el museo tuvo que hacer uso de 1.161.506,16 euros de sus disponibilidades de tesorería, una cantidad que podría ser similar al finalizar este año, según admitió.
Respecto a las transferencias estatales, manifestó que el museo no podía realizar "más recortes", porque lo siguiente iba a ser "apagar la luz". En esta misma línea, Borja-Villel indicó que el centro se encontraba en negociaciones con el Gobierno para pedir un aumento en la cifra que el Estado destina al centro de arte dentro de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que finalmente será de 35,71 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,4 por ciento respecto a la aportación estatal para 2014.