Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido llora a Jade

El marido de Jade observa las muestras de dolor que los británicos han dejado a las puertas de su casa en recuerdo de su esposa. Foto: The Sun.telecinco.es
La larga batalla librada por Jade Goody contra su enfermedad durante siete meses ha mantenido en vilo a la sociedad británica. Tras conocer el fallecimiento de la ex concursante del Gran Hermano británico, que sufría un cáncer cervical, representantes del mundo político, cultural e incluso religioso han mostrado públicamente su tristeza por el trágico final y han subrayado, por encima de todo, la fortaleza mostrada por la joven.
"Me ha entristecido profundamente conocer la noticia sobre la muerte de Jade Doogy", ha dicho Gordon Brown, primer ministro británico. "Ha sido una mujer valiente y el país entero admira su determinación para ofrecer un futuro brillante a sus hijos. Los que la conocían pueden estar orgullosos de su labor para crear conciencia en torno al cáncer de cuello uterino, algo que beneficiará a la miles de mujeres de todo el Reino Unido. Cada muerte por cáncer es una tragedia y ahora mis pensamientos van con sus dos hijos, su marido y su familia", añadió en unas declaraciones que recoge el tabloide The Guardian.
En la misma línea se ha pronunciado David Cameron, líder de los conservadores, que ha coincidido con Brown al señalar que "su valiente lucha ha aumentado la conciencia sobre esta enfermedad". "Su legado será el de salvar, en el futuro, la vida de más mujeres jóvenes", ha dicho.
Por su parte, el reverendo Jonathan Blake, encargado de oficiar la boda de Jade, ha declarado ante las cámaras de Sky News que "Jade se ha convertido, entre otras cosas, en un ejemplo de proporciones bíblicas". "Se ha reído en la cara de la muerte y nos ha aportado una perspectiva totalmente diferente a la forma de hacer frente al cáncer. Lo maravilloso de Jade es que no era una persona superficial, como gran parte de la vida es hoy en día", dijo el vicario.
Max Clifford, su representante, ha querido referirse al hecho público de su enfermedad. "Vivir de cara a la opinión pública era algo natural para ella, y por supuesto también quería morir así. Al final creo que será recordada como una joven que ha salvado y salvará un montón de vidas. Fue muy valiente y se enfrentó a la muerte como se enfrentó a todo en su vida, con mucho coraje", afirmó.
El popular actor, comediante, director y escritor británico Stephen John Fry resumía así sus sentimientos hacia Jade en la red social Twitter: "Supongo que fue una especie de Princesa Lady Di mal encaminada. Jade ha vivido bajo una lupa; las lupas magnifican, pero también distorsionan y queman. Le cogí una enorme simpatía: todas sus sonrisas y su espíritu impulsivo, ¡qué vida!".