Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Renault no está preparado para el podio"

Fernando Alonso. FOTO: Archivo.telecinco.es
Renault no acaba de despegar. Parecía que el Gran Premio de Francia sería el escenario del salto de calidad del R-28, sobre todo después de la calificación del sábado. Pero lo único que llegó fue otra mala carrera de Alonso. El español se desespera con un monoplaza con el que no puede hacer más y medita su futuro para el próximo año. Se especula que Magny-Cours ha abierto una crisis en el seno de la escudería francesa.
"Sólo estamos luchando en el medio de la parrilla de salida", decía un desesperanzado Alonso después de la carrera. El octavo puesto en Francia ha sido criticado por los expertos, que vieron un error de estrategia por parte del español, que se explicó con claridad: "Si eres lento y no puedes seguir el ritmo, tu estrategia no importa".
Esa es la realidad. El R-28 sigue igual que antes. Las mejoras introducidas no han dado los resultados esperados y Alonso pilota bajo la sombra de la duda: acerca del monoplaza y acerca de su futuro en la escudería el próximo año. Algunos medios extranjeros han desvelado que el español está comenzando a impacientarse con Renault, pero también advierten de que el sentimiento podría ser mutuo.
No obstante, Pat Symonds ha manifestado que están contentos con el español y su papel en el equipo: "La cuestión es que somos la mejor opción para él. Si pilotara con nosotros y nos sacara de esta crisis, sería un héroe".
¿Centrarse en el R-29?
Es lo que pidio Alonso a Renault hace algún tiempo. Abandonar el desarrollo de un monoplaza que no da más de sí y con el que ya no hay posibilidades de hacer nada esta temporada y centrarse en que el R-29 sea capaz de competir con las grandes, Ferrari, McLaren y BMW, la próxima temporada.
Después de Magny-Cours, el español tenía dudas al respecto: "Supongo que lo ideal es que las piezas que ya están diseñadas y pensadas pues se construyan y se monten, pero que si una nueva mejora va a suponer romperse mucho la cabeza... no sé si tenemos tiempo para reaccionar".
Quizá pensar en el monoplaza del próximo año, con el futuro de Alonso en el aire tal y como está ahora mismo, sea precipitado.
JNP