Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol espera los primeros resultados en Canarias para el primer trimestre de 2015

Repsol empezará a trabajar en los próximos meses en el primero de los tres sondeos de hidrocarburos autorizados en Canarias, conocido como Sandía, y espera obtener los primeros resultados para el primer trimestre de 2015, según la información que ha ido aportando la empresa como parte del desarrollo del proyecto.
La compañía calcula que en el último trimestre de este año podrá comenzar, en sentido estricto, la búsqueda de hidrocarburos, momento a partir del cual se abre un periodo de tres meses para la obtención de resultados.
En caso de éxito en este primer sondeo, que se realizarán con buques a 55 kilómetros de la costa, la compañía presidida por Antonio Brufau solicitará un permiso de producción cuya aprobación le permitirá extraer hidrocarburos en la zona.
Este sondeo de Sandía se encuentra bajo una lámina de agua de 870 metros y a una profundidad total de 3,1 kilómetros, según consta en la resolución del Ministerio de Industria publicada este miércoles. Posteriormente, está prevista la realización de labores en otros dos sondeos, que son los de Chirimoya y Zanahoria.
El de Chirimoya, a 1,1 kilómetros bajo el mar, alcanzará una profundidad subterránea total de 3 kilómetros y estará a 50 kilómetros de la costa, mientras que el tercero, a 55 kilómetros de la costa, se encontrará bajo una lámina de agua de 1,02 kilómetros y llegará a profundidades totales de 6,9 kilómetros.
La unidad de perforación que llevará a cabo el programa propuesto es la unidad de posicionamiento dinámico Rowan Renaissance. Se trata de un barco de perforación de última generación con capacidad de perforar sondeos de hasta 12.000 metros de profundidad, en profundidades de agua de más de 3.500 metros.
Los informes de verificación de seguridad de los sondeos han sido realizados por la empresa Lyngaas TMC, y en ellos se han comparado los resultados con los estándares Norsok, que son los que se utilizan en el sector noruego.
El informe indica que el diseño sigue los estándares de la industria de perforación y tiene "un enfoque conservador aplicando presiones de poro máximas y mínimas para investigar los peores escenarios de cargas para las tuberías de revestimiento".
TRES AÑOS DE AUTORIZACIÓN.
La autorización concedida este miércoles por el Ministerio de Industria es por tres años y llega poco tiempo después de que Repsol anunciase el nombre de las empresas que se harán cargo de la base logística para la exploración.
Como parte de la tramitación administrativa, Repsol remitió los informes acerca del caudal esperable en el caso de vertido, en los que se considera el escenario para una hipotética "repentina pérdida de control sobre el pozo y la posterior erupción". Los cálculos se realizan a partir de un caudal de 3.000 barriles de petróleo al día.
La resolución del Ministerio de Industria en la que se autoriza a Repsol a realizar sondeos exploratorios en los permisos de investigación de hidrocarburos denominados 'Canarias 1' a 'Canarias 9', situados en el océano Atlántico, frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote, viene acompañada de catorce condiciones.
GARANTÍAS POR 60 MILLONES.
Entre ellas, figura la obligación de que Repsol suscriba un seguro de responsabilidad civil por un valor superior a los 40 millones de euros. Además, Repsol deberá constituir una garantía financiera por 20 millones de euros para cubrir costes de responsabilidad medioambiental, y tendrá autorización de tres años para el desarrollo de sus proyectos.
Otra condición consiste en que, en caso de amenaza de daño a las personas, los bienes o el medio ambiente, Repsol deberá detener inmediatamente las operaciones. Junto a esto, el operador estará obligado a facilitar los medios para que se pueda acceder a la realización de inspecciones y deberá informar a distintas autoridades, incluida la Capitanía Marítima, de las fechas de inicio y fin de los distintos trabajos.
RESPUESTA ANTE SEÍSMOS.
Por otro lado, se ha establecido un protocolo de respuesta ante posibles seísmos, con un radio de referencia de 20 kilómetros con respecto al epicentro.
En caso de registrarse sismicidad natural de magnitud superior a 4,5 grados con el epicentro en un radio de 75 kilómetros alrededor del sondeo, se detendrán las operaciones de perforación y se colocarán las instalaciones en condición de seguridad.