Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Revolución Francesa en Sudáfrica

Henry y Ribery representan el declive de la selección francesatelecinco.es
Anelka, despedido de la concentración por llamarle sucio hijo de puta a su entrenador. Domenech, declarando en la Asamblea, Henry dando explicaciones a Sarkozy y el país avergonzado. Esta es la trayectoria de Francia en la Copa del Mundo.
Francia llegó a la Copa del Mundo por la puerta de atrás. La mano de Heny sobrevolaba sobre los otrora Campeones del mundo. Todo lo que ocurrió a continuación no pudo ser peor.
Campeona de 1998 y finalista de Alemania 2006, Francia se fue de Sudáfrica en la fase de grupos tras protagonizar un escándalo sin precedentes. La revuelta contra la Federacion Francesa de Futbol no dejaban espacio para esperar mucho de los 'Blues'. Primero los insultos de Nicolas Anelka al técnico Raymond Domenech con su correspondiente expulsión y después la primera huelga de jugadores en un Mundial.
La selección gala no solo salió de la Copa del Mundo por la puerta trasera. Esta se convirtió en el hazmerreír del mundo. "Nos gustaría pedir disculpas", repetían a coro Evra, Abidal y Diarra una vez caer eliminados.
La era Domenech terminó con una humillación deportiva ante la selección número 83 en el ranking FIFA.  Sudáfrica puso el punto y final a la historia de Francia en el Mundial.
La participación de los 'bleus' en Sudáfrica tuvo repercusiones hasta a nivel político. "Los jugadores han dañado la imagen de Francia. No pueden seguir siendo los héroes de nuestros hijos", llegó a decir ministra francesa de Deportes, Roselyn Bachelot.
Hasta Zinedine Zidane un hombre tranquilo comento. "El Mundial se recordará por el Campeón y por la negativa de Francia a entrenar". Así de triste y así de cierto.
Laurent Blanc, Campeón del mundo, con Zidane tendrá la misión de reflotar a la nueva Francia.