Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rihanna estaba embarazada cuando fue golpeada por su novio Chris Brown

La paliza recibida por Rihanna a manos de su novio el pasado 8 de febrero cobra una nueva dimensión al saberse que la cantante estaba embarazada. Pocos días antes de la pelea con Chris Brown había visitado a un ginecólogo del Cedars-Sinai Medical Center en Los Angeles, porque creía estar esperando un bebé.
Lo afirman diversos medios estadounidenses dedicados al mundo del espetáculos, entre ellos la revista Star, que explica que Rihanna tenía el temor de que la noticia del probable embarazo creara tensión en su relación con Chris, que no estaba en su mejor momento.
"Tenía el temor de que él (Brown) reaccionara mal".
Las publicaciones, que citan fuentes cercanas a la cantante, aseguran que Rihanna, tras la golpiza, ha confiado a sus amigos que mientras recibía los puñetazos de Brown le advirtió de su estado, sin que este le prestara atención.
A pesar de la presión a la que está sometida la considerada 'Madonna negra' por parte de los medios y de sus más allegados, Rihanna parece estar valorando la posibilidad de dejar atrás el incidente de maltrato y reiniciar su relación con Brown.
En los últimos días, diferentes medios hablan de que el rapero, novio de la cantante, está asistiendo a terapia para controlar la ira y evitar convertirse en un maltratador crónico.