Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robben y Sneijder, las amenazas para España

Robben y Sneijder son las grandes amenazas de España en la final del Mundialtelecinco.es
Descartados por el Real Madrid hace sólo un año, hoy son la gran amenaza de España para conquistar el Mundial. Nadie duda que si La Roja los tiene controlados, tendrá mucho ganado.
El verano pasado Wesley Sneijder y Arjen Robben abandonaban el Real Madrid para probar suerte en el Inter de Milán y el Bayern de Munich, respectivamente. Un año después, la evidencia de todos los títulos que han ganado con sus clubes demuestra que acertaron a la hora de elegir sus destinos. Liga y Copa de Alemania para el extremo, y triplete, con Champions incluida, en el currículum del centrocampista.
El excelente estado de forma de los dos ex madridistas ha provocado que los pronósticos se vuelvan en contra de los apostantes.
Pero faltaba la guinda al pastel, traducida en forma de Copa del Mundo. Poca gente apostaba por Holanda como favorita en Sudáfrica. El excelente estado de forma de los dos ex madridistas ha provocado que los pronósticos se vuelvan en contra de los apostantes.
Sneijder y Villa a por el Pichichi
Sneijder se ha aprovechado como nadie de las diabluras del Jabulani y no duda en disparar a las primeras de cambio.
Sea como sea, Sneijder se ha destapado como goleador en Sudáfrica. Comanda con Villa la clasificación por el pichichi, por lo que la final se antoja decisiva para deshacer el empate. Por ahora ha marcado en todos los encuentros de la fase final. Primero ante Eslovaquia en octavos, cuando se estrenó Robben mediante su clásica jugada individual por banda derecha, de afuera hacia dentro, y posterior latigazo con su zurda.
Robben debutó en el último encuentro de la primera fase ante Camerún, sustituyendo en el minuto 73 a Van Persie. La bala había vuelto. Mientras tanto, Sneijder había asumido, sin encontrar oposición, el liderazgo de Holanda. Por el '10' naranja pasa todo el fútbol de creación que sus compañeros en la medular, De Jong y Van Bommel, son incapaces de ejecutar. Wesley, además, se ha aprovechado como nadie de las diabluras del Jabulani, el polémico balón del Mundial, logrando algunos goles difíciles de presenciar en otras circustancias y con otros esféricos como protagonistas. El tanto que consiguió ante Japón es una buena muestra de ello.
Siempre amenaza
Ante Eslovaquia en octavos, Robben marcó mediante su clásica jugada individual por banda derecha, de afuera hacia dentro, y posterior latigazo con su zurda.
Frente a Brasil, el del Inter fue decisivo, anotando los dos tantos, uno de ellos adjudicado inicialmente a Felipe Melo en propia meta, que remontaban el gol inicial de Robinho. Incluso marcó de cabeza, para sopresa propia y de extraños. Culminó su racha goleadora, hasta el momento, con el segundo gol de los holandeses ante Uruguay, que encarrilaba el pase a la final. Robben, ajeno al despertar goleador de su compañero, siempre ha constituido una amenaza desde que recuperó la titularidad en Sudáfrica.
Hoy es la final ante España, y con ella la oportunidad de alcanzar un triunfo que Holanda, al igual que La Roja, nunca ha saboreado.
Sneijder y Robben tendrán en frente a dos viejos conocidos a los que tendrán que sortear: Ramos y Casillas. Si ambos quieren apurar sus opciones de ser Balón de Oro a finales de este año, deberán dejar claro sobre el césped del Soccer City, y ante sus ex compañeros, que el Madrid cometió un error al traspasarlos.