Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robin Williams: Sus 15 películas inolvidables

Tras su repentina muerte a los 63 años Robin Williams deja atrás un centenar de títulos en casi cuatro décadas de carrera en las que consiguió un Oscar al mejor actor de reparto y tres candidaturas como mejor actor principal.
Pero más allá de los premios y reconocimientos, Williams, un actor que supo como pocos traspasar la pantalla para transmitir ternura y simpatía en el público, nos deja un buen puñado de personajes inolvidables. Repasamos algunos.
MORK & MINDY (1978)
Como tantos otros cómicos de éxito en los ochenta y noventa, la carrera de Williams arrancó en la pequeña pantalla. Fue la sitcom Mork & Mindy, emitida entre los años 1978 y 1982 por la cadena ABC en la que interpretaba a un extraterrestre que llega a la tierra para estudiar a los humanos. Un papel que le valió incluso un Globo de Oro.
GOOD MORNING, VIETNAM (1987)
Tras protagonizar una muy mejorable adaptación de Popeye a las órdenes de Robert Altman y varias y muy pintorescas comedias su primer gran papel, y su primera nominación al Oscar, le llegó al dar vida al incontinente locutor y pinchadiscos Adrian Cronauer en la cinta Barry Levinson.
EL CLUB DE LOS POETAS MUERTOS (1989)
"¡Oh, capitán mi capitán!", esta cita quedará siempre unida a la miagen de Williams. Su intensa interpretación del profesor de literatura John Keating en la cinta de Peter Weir fue otro de sus trabajos que pasarán a la historia y que le reportó su segunda candidatura al Oscar como mejor actor protagonista. De su mano un grupo de jóvenes adinerados de un elitista colegio descubrieron cuál es el verdadero poder de las palabras.
DESPERTARES (1990)
También muy aclamado fue su trabajo como el doctor Malcolm Sayer, un neurólogo neoyorquino que a finales de los setenta usó un medicamento experimental para tratar a sus pacientes de encefalitis letárgica. Una historia basada en hechos reales en la que compartió protagonismo con Robert De Niro.
HOOK (1991)
Steven Spielberg le llevó al País de Nunca Jamás para convertirle en el Peter Pan más crecidito de la historia en una cinta en la que se tuvo que ver cara a cara con Dustin Hoffman, que interpretó al Capitán Garfio.
EL REY PESCADOR (1991)
Su tercera, y también última, nominación al Oscar como mejor actor protagonista la consiguió por su interpretación del vagabundo Parry, un antiguo profesor universitario de Historia con el que Jeff Bridges emprende la búsqueda de El Santo Grial.
ALADDIN (1992)
Robin Williams también puso voz, en su versión original, al genio más genial del universo Disney. Un trabajo que le valió incluso un premio especial creado 'ad hoc' en los Globos de Oro para reconocer su impresionante labor.
LA SEÑORA DOUBTFIRE (1993)
En la comedia de Chris Columbus, una de sus cintas más exitosas, Williams se transformó en una dulce y talludita niñera para poder ver a sus hijos tras la separación de su esposa. Una simpática película con momentos hilarantes que además se llevó el Oscar al mejor maquillaje.
JUMANJI (1995)
La alocada cinta en la que da vida a un hombre que ha vivido atrapado durante 25 años en un juego de mesa mágico entre animales salvajes fue otro de sus grandes éxitos y de sus papeles más pintorescos.
EL INDOMABLE WILL HUNTING (1997)
El Oscar -como mejor actor secundario- le llegó al fin encarnando de nuevo a un profesor, Sean Maguire, con esta inolvidable historia escrita por Matt Damon y Ben Affleck y dirigida por Gus Van Sant.
PATCH ADAMS (1998)
De nuevo metido en la piel de un médico y de nuevo con una cinta basada en una historia real, Williams volvió a llegar al corazón del público con este melodrama en el que interpreta a un doctor que aplica la risa como terapia para sus pacientes de cáncer.
EL HOMBRE BICENTENARIO (1999)
También encarnó a un robot doméstico en la película de Chris Columbus que, basada un relato corto original de Isaac Asimov, nos da una visión entrañable y familiar de la recurrente temática de la Inteligencia Artificial.
RETRATOS DE UNA OBSESIÓN (2002)
Williams mostró su cara más sórdida e inquietante en el thriller escrito y dirigido por Mark Romanek en el que interpreta al solitario dependiente de una tienda de revelado de fotos que termina obsesionado con algunos de sus clientes.
INSOMNIO (2002)
También sacó su cara menos amable para trabajar a las órdenes de Christopher Nolan en otro thriller en el que jugaba al gato y al ratón con Al Pacino, un veterano detective que viaja a un pequeño pueblo de Alaska para investigar el brutal asesinato de una joven. Un lugar inquietante donde no conseguirá conciliar el sueño.
NOCHE EN EL MUSEO (2006)
Quizá su último gran éxito en taquilla sea la saga de comedia Noche en el museo, que protagoniza Ben Stiller y cuya tercera entrega llegará a los cines estas navidades. En ella Williams interpretaba ni más ni menos que a Theodore Roosevelt.