Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robinho reniega del papel de favorito

Robinho afirmó que "el favoritismo sólo existe fuera de la cancha". El delantero carioca admite que Chile puede asestar una sorpresa en el partido de octavos de final del Mundial que las selecciones de ambos países disputan en Johannesburgo.
"El favoritismo solo existe fuera de la cancha. Respetamos a la selección chilena, nuestro objetivo es entrar, marcar goles y ganar, pero puede suceder", dijo al ser preguntado si el partido podría deparar alguna sorpresa.
A pesar de la superioridad que dan a Brasil los números recientes de los enfrentamientos con Chile en la era del seleccionador Dunga, con cinco victorias, veinte goles a favor y apenas tres en contra, Robinho fue cauto en sus declaraciones y sugirió que la plantilla no entrará confiada a la cancha del estadio Ellis Park. "Respetamos a la selección chilena pero queremos hacer un gran partido", sostuvo. "Las estadísticas para nosotros no sirven para nada. Jugamos y vencimos los últimos cinco partidos porque merecimos. Queremos seguir mereciendo y por ello respetamos a todos los rivales", manifestó el delantero.
Róbson de Souza, el jugador del Manchester City que juega como cedido en el Santos brasileño, es el máximo anotador del equipo canarinho en los últimos encuentros, con seis dianas. "Siempre tengo suerte con Chile, aunque me preparo igual para enfrentar al resto de los rivales. Pienso en la victoria del grupo, no en mi rendimiento personal", aclaró el habilidoso extremo.
Robinho vuelve a la formación titular tras permanecer en el banco durante el partido del domingo pasado con Portugal por prescripción médica. Para él, el encuentro de los octavos de final entre brasileños y chilenos es especial porque corresponde a un Mundial. Afirmó que para superar el escollo que plantea Chile, la selección brasileña tendrá que "jugar rápido. Así quedará más difícil la labor defensiva de ellos", puntualizó