Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rodea su casa con jeringuillas portadoras del virus VIH para disuadir a los ladrones

Ni alarmas ni cámaras ni perros guardianes. Una médico de Brasilia harta de que le robaran continuamente en su casa decidió rodearla con jeringuillas portadoras del virus del Sida para disuadir a los ladrones.
 
 
La mujer acordonó el perímetro de su residencia en Brasilia con una decena de jeringas que contenían agua mezclada con el VIH. Para disuadir a los rateros colocó un cártel en el que se podía leer: "Muro con sangre. VIH positivo. No pase".
 
Esta médico justificó su actuación alegando que se sentía "desprotegida" y que las muestras las cogió del hospital público de Paranoá en el que trabaja, una ciudad de las afueras de Brasilia.
 
Las agujas aparecían boca arriba acordonando la cerca de su domicilio. "La primera vez me robaron la cortadora de césped, después un secador de pelo y una cámara fotográfica. La tercera vez fue el televisor", ha indicado sobre los objetos que fueron sustraídos en los diversos robos.
 
Sin embargo, a los vecinos no les ha gustado la medida y denunciaron el caso a la Policía. Éstos respondieron que no podían hacer nada puesto que se trata de una propiedad privada y no hay nada que configure un "delito".
 
La junta vecinal, no se ha dado por vencida y ha pedido a la médica que retire las jeringuillas bajo amenaza de multa.
 
La secretaria de Salud del Gobierno de Brasilia ha informado que si las muestras fueron obtenidas del hospital en el que trabaja "se le abrirá un proceso administrativo".