Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Roja dispara la demanda de viajes para la final

Vicente del Bosque es uno de los grandes culpables del éxito de La Rojatelecinco.es
El testarazo de Carles Puyol acabó tanto con la resistencia del muro alemán como con la cautela de los españoles a la hora de comprar viajes para acudir a ver a España en el Mundial de Sudáfrica. La demanda se ha disparado en las últimas horas.
En respuesta, dos de los principales agentes turísticos españoles, Globalia y El Corte Inglés, ofrecen un paquete consistente en partir el sábado por la noche desde Barajas, dormir en el vuelo de alrededor de diez horas, pasar un día en Johannesburgo, acudir a la final contra Holanda y regresar esa misma noche, llegando a Madrid el lunes a mediodía.
En el caso de Globalia, las agencias del grupo, Halcón y Ecuador, han conseguido ya llenar dos aviones, un Airbus A330 de 300 plazas y un Boeing 747 con más de 400, y aspiran a llenar otros dos vuelos.
Un portavoz de la empresa presidida por Juan José Hidalgo explicó a Servimedia que esta mañana se ha producido un tirón en las ventas porque mucha gente que se había informado sobre el viaje está concretando la compra.
El Corte Inglés ha esperado hasta hoy para poner a la venta un paquete para asistir a dicha final tras descartar vender viajes para el partido de semifinales, con un precio es de 2.650 euros.
Caos en el aeropuerto de Durban
Cientos de aficionados se perdieron la semifinal entre Alemania y España por el caos ocurrido en el aeropuerto de Durban. El retrasó del aterrizaje de cinco aviones provocó que tuvieran que regresar a Ciudad del Cabo y Johannesburgo.
El caos en el aeropuerto se debió a que varios aviones de invitados especiales, debían aterrizar en el nuevo aeropuerto de la ciudad, el Durban King Shaka International, pero muchas de estas aeronaves fueron aparcadas en el viejo aeropuerto, causando el caos.
Estos aviones se negaron a moverse, afirmó la Compañía de Aeropuertos de Sudáfrica. Por esto cinco vuelos debieron regresar a Ciudad del Cabo y Johannesburgo, tras horas de retraso, causando cientos de aficionados se perdieran el partido.
De acuerdo a las autoridades sudafricanas, a los aficionados afectados no se les devolverá el dinero, ya que su avión despegó y llegó al aeropuerto, y porque solo una pequeña parte del costo del boleto fue pagado a la aerolínea. Numerosos aficionados se mostraron molestos y amenazaron con demandar a la compañía que maneja el aeropuerto.
La organización del Mundial, aseguró que no hay nada que ellos puedan hacer acerca de este incidente y que "hablarán con las autoridades sudafricanas para que esto no se repita durante la final".