Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rovira promete un "festín" lleno de "sorpresas", "ameno" y "divertido" en los Goya

El actor Dani Rovira repite experiencia como presentador de la gala de los Premios Goya, que se celebrará el próximo sábado 6 de febrero y que cumple 30 años, por lo que la gala se convertirá en un "festín" lleno de "sorpresas", "ameno" y "divertido".
Rovira prefiere definirse a sí mismo como un "novato reincidente", en lugar de "veterano" porque, según ha indicado a Europa Press, aún le faltan muchas ediciones para sentirse totalmente curtido al frente de la gala de los premios más importantes del cine español.
La "fiesta" y la "alegría" serán invitados de honor en esta gala que, según asegura, será "amena y divertida", con alguna "sorpresa" y con varios recordatorios para reflexionar dónde estaba el cine español hace tres décadas y dónde se encuentra ahora.
Los Reyes Felipe VI y Letizia son conocidos amantes del cine y su presencia en la gala es "siempre una incógnita", según ha indicado Rovira, quien espera "con ilusión" que acudan al 30 aniversario porque cree que sería "el golpe más certero" en su apoyo al cine español.
A la gala también acudirá el ministro en funciones de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, para quien esta será su primera gala. "Habrá que hacer alguna mención, no vamos a ser maleducados", ha bromeado Rovira, quien promete "ironía y sarcasmo" aunque siempre con "respeto". "Todo el mundo será bienvenido y todos se sentirán a gusto, como Wert el año pasado", ha indicado Rovira en referencia al anterior ministro del ramo.
'EL DESCONOCIDO' Y COIXET, SUS FAVORITAS
En cuanto a la predicción de Rovira de cara a los ganadores de los Goya, el presentador de la gala cree que la triunfadora será 'Truman', aunque ha confesado que su favorita entre las cintas nominadas a Mejor Película es 'Nadie quiere la noche', de Isabel Coixet.
Asimismo, destaca 'El desconocido', ópera prima de Dani de la Torre, quien aspira al Goya a Mejor Dirección Novel, una "brutalidad" de película que califica de "thriller maravilloso" y en el que destaca la actuación de Luis Tosar, por "echarse a los hombros una película sin bajarse del coche y mantener al espectador pegado a la pantalla".
A su juicio, la candidatura de Tosar a Mejor Actor estará reñida con la de Pedro Casablanc, nominado por meterse en la piel de Luis Bárcenas en el filme 'B', en el que se narra el juicio al extesorero del Partido Popular.
Esta película, al igual que 'Techo y comida' (nominada en Mejor Dirección Novel) son en su opinión dos películas "valientes" que muestran las dos caras del momento político y social que vive el país: "La suciedad de la élite y los estratos en que se convierte". "Me quito el sombrero, se trata de gente que quiere contar cosas y no ganar dinero", ha enfatizado el actor.
"HACEMOS CINE PARA EL PÚBLICO"
'Ocho apellidos catalanes', película que Rovira protagoniza y la gran taquillera de 2015, no opta a ningún galardón, algo que para el actor es "curioso", aunque precisa: "Al fin y al cabo hacemos el cine para el público, no para la crítica".
Rovira fue premiado en la pasada edición con el Goya al Mejor Actor Revelación por su papel en 'Ocho apellidos vascos', película que también recibió sendos premios para Karra Elejalde y Carmen Machi en el apartado de interpretación de reparto.
Por este motivo, le llama "la atención" que la secuela de aquella cinta, que ha recaudado "tantos millones en taquilla" --alrededor de 35 millones de euros-- no opte a ningún premio, aunque matiza que no siente ninguna "decepción".
Rovira opina que hay que ser "consciente" de por qué camino va la línea de los espectadores y por dónde la opinión de académicos y críticos. Sin embargo, asegura que prefiere los datos de taquilla a tener "15 nominaciones" y pocos espectadores.
Preguntado por los Premios Feroz, en los que la película no fue nominada en la categoría de Mejor Comedia, el actor y humorista ve "un poco injusto" y cree que supuso "castigar algo que no ha hecho nada malo al cine español, sino que ha vuelto a aficionar a la gente". "Al que le va bien no le hacen caso", ha criticado.