Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ryanair abandona a un centenar de ingleses en la isla canaria equivocada

Ryanair los dejó en la isla equivocada y les dijo que se encargase de gestionar su conexión con Lanzarote. Foto: EFEtelecinco.es
El vuelo, que había partido desde Bournemouth, fue desviado a la isla de Lanzarote por una tormenta. Los pasajeros fueron desembarcados y se les dijo que buscasen ellos conexiones con ferrys para llegar a su destino, Lanzarote. Pero, claro, como era previsible la tormenta también afectaba a las conexiones por mar y no había buques.
Los turistas acudieron a las ventanillas de Ryanair pero no había nadie que puediese echarles una mano. Una de esas familias cuenta en el "Daily Mail" que al final recurrieron a la amabilidad de una mujer española que les ayudó a encontrar un taxi, un hotel donde pasar la noche, para cuatro, y a reservar un puesto en el siguiente ferry. A la incomodidad de tenerse que buscar la vida se sumó el gasto: 400 libras por la noche de hotel.
Los pasajeros entienden el desvío del vuelo pero lo que creen imperdonable es la forma en que se desentendieron del pasaje: "Sé que Ryanair es una compañía de bajo coste - comenta uno de ellos- pero tienen alguna obligación con los viajeros".
Finalmente llegaron a Lanzarote tras una travesía en un mar muy picado. Nadie hasta la fecha se ha puesto en contacto con ellos ni tampoco aparece en la página web el incidente. "El vuelo fue barato, 250 libras, pero nunca más volveré a volar en esta compañía", declaraba un turista.
La compañía ha asegurado a la prensa que se hará cargo de los gastos del hotel y que había acordado con la empresa de los ferrys que llevaría a los afectados a Lanzarote de forma gratuita cuando se reanudasen los enlaces por mar.    LA