Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanción a medias para Mclaren

Ya hay sanción para McLaren por mentir deliberadamente durante los Grandes Premios de Australia y de Malasia. La escudería británica ha sido sancionada por la FIA con tres carreras de suspensión. Sin embargo, la escudería anglo-alemana no deberá cumplir este castigo a menos que vuelva a quebrantar las reglas o el artículo 151 c en los próximos 12 meses, según explica la máxima autoridad del automovilismo en un comunicado en su página web.
"Teniendo en cuenta el modo abierto y honesto en que el director de McLaren Martin Whitmarsh ha comparecido ante el Consejo Mundial (WMSC) y el cambio que ha habido en su organización, el WMSC ha decidido suspender la aplicación de la pena que considera oportuna", indica la nota pública.
Además, la FIA explica que la suspensión acordada eran "tres carreras del Mundial de Fórmula 1", pero explica que sólo deberán cumplirla "si emergen nuevos hechos relacionados con el caso" o si en los próximos doce meses "vuelven a quebrantar" el artículo 151c del Código Deportivo Internacional.
Las 'flechas plateadas' ya fueron descalificadas del GP de Australia después de que se comprobase que el equipo de Woking engañó a los jueces al señalar que no habían dejado pasar al italiano Jarno Trulli (Toyota) con el 'safety car' en pista, situación por la que en primer lugar se apartó al transalpino del podio de Albert Park.
Sin embargo, días después, y después de que la FIA tuviese acceso a las conversaciones por radio en ese instante del adelantamiento, el organismo, sin que Toyota hubiese apelado, rectificó devolviendo el tercer lugar a Trulli y descalificando a la escudería anglo-alemana del Gran Premio tras comprobar que en las comunicaciones Hamilton recibía "dos órdenes explícitas" de dejar pasar al italiano. La Federación Internacional comunicó que McLaren-Mercedes había violado el artículo 151c, referente "a cualquier conducta fraudulenta o perjudicial para los intereses de la competición o del deporte del motor en general", y posteriormente anunció que habría una nueva reunión en el que se podría ampliar el castigo.
McLaren acata la sanción y agradece que no haya sido mayor
La escudería británica, a través de un comunicado, considera "justa" la sanción impuesta por la FIA. En la reunión mantenida en París, Martin Whitmarsh, pidió perdón por los "errores cometidos" y prometió un cambio de rumbo en el equipo: "Ahora esperamos con entusiasmo continuar nuestros esfuerzos para desarrollar una relación más estrecha y cooperativa con la FIA".
Whitmarsh se mostró satisfecho por la decisión del Consejo Mundial de la FIA y alabó que se hayan tomado medidas para que lo sucedido en Australia no se repita: "Me gustaría dar las gracias a los miembros del Consejo Mundial del Deporte Automovilístico por haberme dado la oportunidad de responder a sus preguntas esta mañana. Somos conscientes de que hemos cometido errores graves en Australia y Malasia, y me alegra mucho, por lo tanto, ser capaz de pedir disculpas por esos errores una vez más".
McLaren afirmó que seguirán trabajando para "acortar la distancia de rendimiento que existe" entre su bólido y los que se han mostrado más rápidos en las carreras disputadas.
JNP