Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad elabora una estrategia para el envejecimiento saludable en la comunidad

El conseller valenciano de Sanitat, Luis Rosado, ha anunciado este jueves que su departamento está preparando una Estrategia de envejecimiento saludable en la Comunitat, que estará lista antes de final de año, "para favorecer la calidad de vida de las personas mayores y su papel como agentes de salud activos".
Esta Estrategia pretende crear un marco de referencia, dirigido a los ciudadanos y a los profesionales, tanto sanitarios como sociosanitarios, donde se estructuren las actuaciones, programas y recursos dirigidos a conseguir que los ciudadanos de la Comunitat envejezcan de la forma más activa, segura y saludable posible y, a la vez, poder reducir la carga de dependencia y discapacidad que sufren las personas mayores.
Así lo ha explicado Rosado durante su visita a la Asociación de Jubilados y Pensionsitas de El Perelló, en Sueca, donde se les ha ofrecido amplia información sobre promoción de la salud. La prevención de los problemas derivados del calor, el cuidado alimentario ante posibles toxiinfecciones o la prevención de caídas, han sido algunos de los temas tratados durante la sesión.
El conseller de Sanitat ha explicado que, según las previsiones, en 2025 el 20 por ciento de la población en Europa tendrá más de 65 años; sólo en la Comunitat, y según los últimos datos registrados, este colectivo supone un 17 por ciento de la población valenciana. Nuestra esperanza de vida se sitúa en los 81,2 años (84,1 en mujeres y 78,3 en hombres).
Respecto a los hábitos saludables de las personas mayores, la última encuesta de salud refleja que el 47 por ciento de la población entre 65 y 74 años sufre sobrepeso, y el 84 por ciento no hace ejercicio físico.
Por ello, ha destacado que conseguir que "no sólo aumente la esperanza de vida sino que haga con buena salud es uno de nuestros retos". "Afortunadamente, muchas de las enfermedades que aparecen con la edad son prevenibles, y por eso es importante formar e informar con jornadas como la de hoy", ha indicado.
CONSEJOS DE SALUD PARA PERSONAS MAYORES
Durante estos días de altas temperaturas los mayores son más vulnerables, porque la edad puede disminuir la capacidad de termorregulación y la percepción de la temperatura. Los enfermos crónicos pueden descompensar su situación con el calor: la diabetes, el parkinson o la insuficiencia renal son factores de riesgo ante los que estar alerta.
Es importante que los medicamentos que necesiten conservación entre 2 y 8 grados estén en frigorífico; el resto se siempre en armario adecuado de farmacia o lugar ventilado. Los diuréticos, los medicamentos que alteran la función renal, los que impiden la termorregulación, que puedan bajar la tensión o que actúen sobre la vigilia, agravan los síndromes provocados por el calor.
Además, especialmente durante las épocas de calor, pero también el resto del año, es posible evitar las toxiinfecciones alimentarias extremando las precauciones. Debemos comprar siempre en establecimientos que ofrezcan una correcta higiene, comprobar el estado de los envases, y no adquirir alimentos que debiendo consumirse fríos están expuestos a temperatura ambiente.
Una vez en casa, no sobrecargar la nevera y vigilar su temperatura (=4º refrigeración y -18º para congelación). Ningún producto descongelado total o parcialmente debe volver a congelarse y los alimentos cocinados deben pasar el menor tiempo posible a temperatura ambiente y siempre tapados. Lavar siempre las frutas y verduras aunque vayan a ser peladas y una buena limpieza de manos y utensilios son asimismo imprescindibles.