Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sarah Jessica Parker ya no es la reina de 'Sexo en Nueva York'

Sarah Jessica Parker no está atravesando su mejor momento en lo que a críticas se refiere. Al menos, en lo que tiene que ver con su físico. Ha pasado de ser una de las mujeres más glamourosas del mundo y un icono de estilo para muchas mujeres, a ser considerada una de las famosas que peor llevan el paso de la edad. Una reciente encuesta, que ha sorprendido incluso a sus organizadores, muestra cómo los fans de 'Sexo en Nueva York' han pasado de considerarla un modelo a seguir a la chica menos atractiva del reparto.
Después de que los medios se hicieran eco de la extrema delgadez y apariencia poco saludable de la actriz y de que ella misma confesase recientemente que se siente "vieja y cansada" por culpa de la maternidad, la protagonista de 'Sexo en Nueva York' ha mujer menos atractiva de la serie.
Una curiosa encuesta organizada por una marca de vodka preguntaba a los seguidores de la famosa serie, convertida ahora en saga fílmica, acerca de sus gustos por los personajes. A pesar de ser la protagonista indiscutible de ésta, Sarah Jessica Parker ha sido considerada la menos atractiva. Aunque sólo competían cuatro mujeres, no sabemos cómo le habrá sentado a Parker ser peor valorada que sus propias compañeras.
Quizás estas últimas críticas acerca de su aspecto hayan hecho que las fans de la serie ya no quieran parecerse tanto a Carrie Bradshaw.
Su contrapunto, es decir, la más bella, ha resultado ser la actriz Kristin David (Charlotte), seguida por Kim Cattral (Samantha) y Cynthia Nixon (Miranda), en tercer lugar.
"Nos impactó el resultado de la encuesta", aseguran los organizadores de la encuesta. "Creemos que Sarah Jessica Parker necesitará algún que otro Cosmopolitan para ahorgar sus penas", bromean acerca de la bebida favorita de Carrie Bradshaw.